VIDA Y SALUD

Lunes 26 de Marzo de 2007

Estudio:
La meditación trascendental le haría bien al corazón

Investigación midió su impacto en pacientes con insuficiencia cardíaca.

Las personas que tienen alguna falla cardíaca pueden verse beneficiados si practican meditación trascendental, afirmó un estudio realizado por la Universidad de Pennsylvania.

La meditación trascendental es una disciplina que se practica por 20 minutos, sentado cómodamente y con los ojos cerrados, logrando un estado de descanso tan profundo como dormir.

Los investigadores evaluaron a un grupo de veintitrés afroamericanos, hombres y mujeres mayores de 55 años, recientemente hospitalizados por insuficiencia cardíaca leve a moderada, una condición crónica en la que el corazón pierde lentamente su capacidad de bombear sangre suficiente al resto del organismo.

Esto provoca falta de respiración, fatiga y limitaciones para realizar actividad física. El tratamiento incluye el ejercicio y los medicamentos para calmar la carga de trabajo del corazón y retrasar el avance de la enfermedad.

Ordenamiento

Los participantes del estudio recibieron, al azar, meditación trascendental o clases de educación para la salud, además del tratamiento estándar para la insuficiencia cardíaca.

Los cambios en la función cardíaca fueron evaluados mediante una prueba que consistía en seis minutos de caminata, así como en medir su calidad de vida, cuadros depresivos y rehospitalizaciones.

A los seis meses, el grupo que hizo meditación mejoró su rendimiento promedio en la caminata de seis minutos, una prueba estándar para medir la capacidad física. También mejoraron su calidad de vida, evidenciaron menos depresiones y menos internaciones en clínicas que la gente que sólo recibía educación en salud.

Aunque los autores concluyeron que se necesitan estudios más extensos, estiman que la meditación puede ser de ayuda a través de los mecanismos de reducir la presión sanguínea, disminuir las hormonas del estrés y el síndrome metabólico.

Se cree que la práctica de la meditación produce un ordenamiento de la función cerebral, pues cuando el cuerpo recibe ese estado de descanso profundo la inteligencia interna de nuestra fisiología despierta, lo cual restaura cualquier tipo de alteración.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Con la meditación, el cuerpo entra en un profundo estado de descanso.
Con la meditación, el cuerpo entra en un profundo estado de descanso.
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales