ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Sábado 3 de Diciembre de 2005

Entrevista / Final de su período:
Los recuerdos que María Elena Ovalle se lleva tras su paso por el Central

Está a horas de dejar su oficina en el edificio de Agustinas. Cuenta que tras un comienzo difícil, no le quedó otra que hacerse camino, que tiene grandes amigos en el instituto emisor, pero que el puesto es muy solitario.

CONSTANZA CAPDEVILA DE LA CERDA

Este martes 6 de diciembre, María Elena Ovalle cerrará la puerta de la oficina que la cobijó durante una década, y las paredes de una institución que albergaron sus sueños y desafíos profesionales. Porque en el mismo lugar donde termina, el Banco Central, es donde comenzó su vida laboral, en 1960, como "simple economista".

-¿Quién le gustaría que la reemplazara? ¿Debiera ser alguien de derecha?

"Por las luchas que he dado, me gustaría que fuera una mujer. Pero las mujeres no podemos discriminar a nuestro favor porque somos la mitad del mundo, y las madres de la otra mitad. Creo que es muy bueno que aquí haya una mujer, se necesita de un liderazgo equilibrado entre las características masculinas y femeninas".

-¿Qué tanto le pesó en su desempeño profesional el haber sido, como usted señala, una "hija natural" en esta institución, sin el apoyo político de ningún sector?

"Tuve el apoyo de quienes me eligieron. Yo soy independiente, no pertenezco a ningún partido político".

"Las filiaciones políticas aquí sirven de muy poco, porque uno es consejero ante todo. Tuve un comienzo difícil, hubo muchas críticas por mi elección".

"Uno se va haciendo el espacio, yo siempre he sido 'hija del rigor', y desde muy joven me tocó enfrentar la vida. Siempre he tenido la necesidad de trabajar".

"Fui la mayor de nueve hermanos, y mi padre falleció cuando éramos muy chicos. Nunca las cosas me han tocado fáciles, estoy acostumbrada a enfrentar lo que me ha tocado vivir".

-¿Quiénes fueron sus aliados al interior del BC?

"Tengo grandes amigos. Pero esta posición es solitaria y difícil, y me habría gustado haber tenido relaciones más constantes. Salvo por relaciones para trabajos específicos, es difícil establecer contacto más directo con las personas, no se generan suficientes puntos de encuentro".

-¿Fue Carlos Massad su "partner" y con quien hizo mejores migas?

"La relación con los consejeros es siempre formal. A Carlos Massad lo conozco desde hace muchos años, cuando yo ingresé a esta institución y él estaba en su primer período como presidente. Es una persona muy cálida".

-Las críticas que recibió por su nombramiento, ¿eran porque se la consideraba falta de experiencia para el cargo, o porque era mujer en un Club de Toby?

"El hombre es el yo y las circunstancias. Cuando eres mujer y la primera, es un hecho que hay resistencia, no sólo de los hombres, sino de la sociedad. Hasta nuestra forma de hablar es distinta, no somos categóricas, sino persuasivas".

"Hace diez años no se estaba tan acostumbrado como ahora a ver mujeres en puestos de decisión. También, en mis comienzos, me tocó ser la primera profesional mujer en el Banco Central; la primera gerente. Pero cuando estás segura de tus capacidades, no te afectan tanto este tipo de críticas".

-Dada la actual composición, ¿se necesitan más consejeros técnicos al interior del BC?

"Los consejeros vienen a tomar decisiones. Su elección es un tema en el que no nos involucramos. Lo importante para el Banco Central es el criterio técnico. Los rumores y nombres salen de afuera".

-En una palabra, ¿como definiría su paso por esta institución?

"Ha sido una experiencia enriquecedora. Tuve una partida muy difícil, tuve que hacerme un espacio aquí en el Banco, pero termino con una satisfacción bastante grande, porque muchos de los proyectos los he realizado".

-¿Cuáles son sus principales aportes al Central? ¿En qué temas metió mano?

"El trabajo de los cinco consejeros es muy activo. Tenemos dos reuniones de pre-consejo y un consejo semanal. Estamos hablando de tres reuniones semanalmente, y yo participé en todas ellas, además de otras instancias e informes".

"Sin embargo, hubo tres grandes temas en los que yo tuve especial interés y dedicación. Uno de ellos fue la Comisión de Mercado de Capitales, la presidí desde 1997 hasta este año; en paralelo, fui designada por el Consejo como coordinadora de la Contraloría interna, donde llevo adelante un plan modernizador del rol de la Contraloría y, por último, el programa 'Economía para la Mayoría'. La gente percibe la economía como un tema lejano, no lo entienden. Por eso es clave contribuir a la formación económica, para que no se marginen de este tema tan importante, porque afecta sus decisiones de ahorro, crédito e inversiones".

-¿A qué se va a dedicar?

"No quiero tomar un trabajo que ocupe todo mi tiempo. Siempre me ha interesado el desarrollo de las mujeres, porque a mí me costó mucho hacerme un espacio, aunque creo que mi fortaleza está dentro del área financiera. Cuando empecé, tuve que luchar mucho porque las mujeres teníamos menos opciones de desarrollo, y ahora veo con alegría los avances que hemos conseguido, y me da mucha satisfacción ver a las nuevas generaciones en acción.


Su trayectoria

Graduada en 1960 de Ingeniera Comercial de la Universidad Católica de Chile, donde fue compañera de Carmen Tessada, Ricardo Ffrench-Davis, Pablo Baraona y Naoshi Matsumoto.

Realizó programas de perfeccionamiento sobre estadísticas, economía monetaria y análisis de política monetaria en países en vías de desarrollo en el FMI.

Entre 1960 y 1978 trabajó como economista del Banco Central. Fue subgerenta del Depto. de Estudios y Gerenta de Crédito Interno.

Entre 1978 y 1987 fue gerenta general de la Asociación de Bancos.

Desde 1987 y hasta 1995 fue directora general del Instituto de Estudios Bancarios "Guillermo Subercaseaux".

Entre 1988 y 1990 fue presidenta de la Comisión Económica de la Confederación de la Producción y el Comercio.

Entre 1988 y 1995 fue fundadora y presidenta de la filial chilena del Women's World Banking y miembro del directorio internacional.

En 1995 asumió como consejera del Banco Central transformándose en la primera mujer en ocupar ese puesto.

Está casada con Arturo Vigneaux, y tiene cuatro hijos y ocho nietos.


Frases para el bronce

"Llegué a ser consejera en una etapa de mi vida en que no soy demasiado joven como para no entender, y tampoco demasiado vieja como para no tener fuerzas".

"Se cuestionó que no fuera doctora en Macroeconomía, pero uno viene aquí a tomar decisiones, y yo lo hice siempre por mi cuenta. No sigo a nadie; siempre he sido muy independiente".

"El ambiente financiero y económico es muy competitivo, abundan los egos, es difícil y frío, pero siempre hay que distinguir entre quienes son tus amigos y los conocidos por tu trabajo".

"Antes de ser mamá, no era nada de guaguatera. Cuando nacieron mis hijos, fue algo muy impresionante; lo más increíble y maravilloso que me ha pasado en la vida".

"A pesar de que siempre trabajé, debo reconocer que fui y soy una mamá aprensiva. Jamás me relajé en nada que tuviera relación con mis hijos, pero supe disfrutarlos a concho".

"El balance de mi vida es positivo. Me siento satisfecha de lo que he hecho. Mi prioridad siempre ha sido mi familia, pero en el ámbito profesional me tocó estar permanentemente abriendo caminos".

"Uno nunca debe dejar de abrir caminos, pero me gustaría disminuir la intensidad de mis actividades".

"Un amigo me comentó que en un viaje a Finlandia le llamó la atención una larga fila de personas. Preguntó qué esperaban y le respondieron que querían conocer el Presupuesto de la nación, en qué se iban a invertir los recursos. Eso te demuestra que en un país desarrollado, con educación, la gente participa y se involucra en los temas".



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
"Tengo grandes amigos. Pero la posición de consejero es solitaria y difícil, y me habría gustado haber tenido relaciones más constantes", dice María Elena Ovalle.
Foto:BANCO CENTRAL


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales