ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Domingo 22 de Abril de 2007

Los que manejan más de 10% de mercado


En los bancos más grandes del sistema destacan duplas que se complementan y potencian entre sus miembros.

En el Santander y en el Chile, por ejemplo, se requiere de más de una cabeza para administrar a los verdaderos monstruos en que se han transformado estas instituciones.

La pareja constituida por Mauricio Larraín y Oscar von Chrismar convirtió al Santander en una "máquina de hacer dinero impresionante, con muy buenos parámetros de riesgo, de retorno sobre capital y de patrimonio", dice un conocedor de la industria. Su rentabilidad a febrero alcanzó a 23,48% antes de impuestos, según fuentes del sector.

"Larraín es muy activo en diferentes comités. Es muy ejecutivo y conocedor de todas las áreas del banco", afirma un alto ejecutivo del rubro. "Von Chrismar es un buen coordinardor y es un buen ejecutor de las ideas que generan junto con Larraín", agrega. "Probablemente Larraín tiene una visión más global que Von Chrismar", comenta otro directivo de la plaza. "Von Chrismar destaca por tener una visión de largo plazo, eso es positivo para los procesos de bancarización, porque está dispuesto a invertir en productos que le darán una rentabilidad mayor con el tiempo".

El gerente general del Santander es ingeniero civil de la Universidad de Santiago, cuenta con diversos estudios de especialización en Estados Unidos y en Europa. Está en el grupo español desde 1990, donde partió como responsable del área financiera. Después de pasar por Perú, en septiembre de 1997 asume la gerencia general en Chile. Luego de un paréntesis en otro cargo del conglomerado, reasume a la cabeza del Santander en 2003.

"Si yo fuera competidor del Chile, me preocuparía con la llegada de Fernando Cañas", sostiene un conocedor de la trayectoria del ahora gerente general del Banco de Chile. "Él es un banquero muy disciplinado, riguroso, con la capacidad de hacer varias cosas a la vez". La misma fuente es muy optimista y dice que el enroque con Pablo Granifo fue bueno para el organismo: "Es probable que las utilidades crezcan y que exista un salto cualitativo en la definición y ejecución de la estrategia de negocios". Otras fuentes de la industria ratifican las buenas opiniones que existen alrededor de este ejecutivo.

Cañas es un experto en fusiones. Participó de la consolidación entre el Banco O'Higgins y el Central Hispano. En 1994 fue la primera entidad financiera en emitir ADR.

Tras la fusión del Banco O'Higgins con el Santiago, Cañas asumió la vicepresidencia del directorio y posteriormente la gerencia general en 1998. Luego el Santiago pasó a manos del Santander. En 2002, Cañas estuvo otra vez en el proceso de fusión. El 2005 llega a la presidencia del Banco de Chile. Es hombre de confianza del Grupo Luksic. En marzo de 2007 asume la gerencia general de esta entidad, la segunda más grande del país y con ganas de ser la primera.

Otro de los bancos que manejan más del 10% del mercado es el BCI. Presidido por Luis Enrique Yarur, miembro de la familia controladora, varios expertos clasifican a esta institución como una de las más creativas del mercado. Yarur hace una buena dupla con su gerente general, Lionel Olavarría, uno de los ejecutivos que más ha durado en el cargo: está desde 1993.

"Olavarría es un tipo muy creativo y sabe formar equipos. En general, el BCI tiene muy buen manejo de sus empleados y sabe estimularlos para que trabajen en conjunto", comenta un ejecutivo de la competencia.

"Construyó una mesa de dinero eficiente y una banca de consumo masivo muy potente, que se impulsó con la adquisición de Conosur (hoy Banco Nova)", sostiene otra fuente.

La dupla Jaime Estévez-José Manuel Mena fue muy importante para el relanzamiento del BancoEstado. Pasó de una organización política a una muy moderna y competitiva, que incursiona incluso en el área de seguros. Mena está en la gerencia general desde 1995 y es experto en áreas operativas. Renovó la plana gerencial y sabe delegar en los ejecutivos que están bajo su cargo. Una de las críticas que se hacen vienen del mundo político: qué sentido tiene un banco estatal que se mueve con orientaciones comerciales. Ellos contraargumentan diciendo que obtener buenas utilidades es clave para financiar, por ejemplo, la amplia red de oficinas en el país. Otro dato importante: sus créditos hipotecarios son en promedio $6 millones, muy por debajo de los demás bancos. Bancarizan a personas que a otros bancos no les interesan.

22,4% es la participación del Santander en febrero

17,7% es la del Banco de Chile a la misma fecha

13,3% es el trozo de la torta que se lleva el BancoEstado

12,4% es el segmento de las colocaciones totales del BCI


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Oscar von Chrismar, del Santander, es uno de los
Oscar von Chrismar, del Santander, es uno de los "más fuertes".
Foto:El Mercurio


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales