NACIONAL

Lunes 12 de Junio de 2006

Nueva forma de hacer política

Según experto, el asambleísmo y la vocería marcan la pauta a un novedoso estilo de relación con el poder.

El sociólogo Raúl Zarzuri, director del Centro de Estudios Socio Culturales, ha dedicado los últimos meses a estudiar el movimiento estudiantil y juvenil.

Lo primero que aclara es que hay que tener mucho cuidado cuando se los identifica como "grupos antisistema". Explica que independiente de que efectivamente hay jóvenes que son antisistema -es decir, están contra todo-, la mayor parte del movimiento secundario hoy tiene una corriente que está en contra de la concepción actual de la educación y de la construcción de sociedad, pero proponen cambios que son sistémicos.

Zarzuri deplora que desde los medios de comunicación se analice a los jóvenes principalmente desde la perspectiva de la delincuencia, la droga y la violencia.

Otra característica descubierta en los estudios es que también hay una enorme transversalidad en el ámbito juvenil.

Por ejemplo, hay grupos de jóvenes evangélicos, otros que podrían ser catalogados como antisistema, como los "okupas"; y hay algunos fuertemente vinculados a movimientos políticos, como La Surda, influyente en la rebeldía secundaria.

"El tema que sea antisistema es una figura para reflejar el descontento con un sistema que no da garantías para el desarrollo. Están buscando ser sistématicos porque hay un sistema que los excluye, y la demanda de los secundarios permitió revelar una insatisfacción", explica.

Admite, eso sí, que hay una porción, que es minoritaria, que ha acumulado rabia, y ésta se expresa en forma violenta.

Lo más importante para este analista es que estamos asistiendo a nuevas formas de organicidad, de sociabilidad en el ámbito juvenil.

"Estábamos acostumbrados a entender que aún se piensa que hay que reunirse con una estructura, con presidente, secretario y tesorero. Eso no existe en el movimiento juvenil, donde todo es transversalidad, vocería y asambleísmo permanente, y nos guste o no, es la forma actual de organización, a nivel secundario, y también de los llamados grupos antisistema".

Por lo anterior, el director del Centro de Estudios Socio Culturales considera que las autoridades deben acercarse a este tema no desde su visión, sino que colocándose en la posición de los jóvenes y entendiendo sus estructuras, aceptando su diversidad y transversalidad.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales