ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Martes 30 de Enero de 2001


Cuáles Son los Derechos de las Personas que Acampan

En la Región Metropolitana existen alrededor de 40 campings autorizados.
Quien busca una forma económica de pasar unos días fuera de la ciudad, puede optar por un camping. Pero debe tener presente las exigencia que la ley hace a esos lugares antes de tomar la decisión de dónde instalarse.

Los campings son lugares donde la inspección no es fácil, por lo que el clandestinaje abunda, especialmente durante los meses de verano. Así lo asegura Ximena Ruz, jefa de Inspección del Sesma. En la Región Metropolitana existen alrededor de 40 campings autorizados, ubicados principalmente en la zona de San José de Maipo, Aculeo y Peñaflor. En este último lugar acaba de ser clausurado un recinto, porque las aguas que ofrecía para nadar presentaban un alto índice de contaminación, riesgoso para la salud.

La normativa que rige el funcionamiento de los campings es la del Decreto Supremo 301 del Ministerio de Salud, publicado en el Diario Oficial el 14 de diciembre de 1984. Tiene por objetivo regularizar las condiciones sanitarias mínimas que deben tener esos recintos, sean públicos o privados.

La ley define los campamentos de turismo o campings como espacios al aire libre destinados a recibir y albergar turistas que se encuentran en ellos con fines de recreación, en casas rodantes, carpas u otras instalaciones similares y por períodos determinados.

Dentro del camping deberán existir sitios delimitados claramente, destinados a que cada grupo se pueda instalar en forma independiente. Además, es necesario que estos recintos cuenten con instalaciones anexas como luz eléctrica, servicios higiénicos, lavaderos de ropa, campos deportivos y piscinas, entre otras.

Según lo dispone el citado reglamento, los campamentos de turismo deben estar ubicados en terrenos secos, a más de 500 metros cualquier foco de insalubridad, como basurales o descargas de aguas servidas. En caso de encontrarse en las cercanías de vías férreas o caminos principales, es obligación del administrador adoptar las medidas pertinentes de prevención y señalización con el fin de evitar accidentes.

El artículo 12 del Decreto Supremo 301 establece que el camping debe contar con agua potable para el consumo humano, con un mínimo de una llave por cada cuatro sitios. Por otra parte el lavado de vajilla y de ropa se efectuará en forma independiente, para lo que el establecimiento deberá disponer de lavaplatos y lavaderos en razón de uno por cada ocho sitios.

Los usuarios tienen derecho a exigir que el camping cuente con un sistema de recolección y disposición final de aguas servidas, aprobado por la autoridad sanitaria, como también un sistema de recolección y disposición final de basuras. Es necesario que esté disponible para los usuarios un depósito para los desechos. Este puede ser un recipiente con tapa, bolsas plásticas u otro sistema aceptado por la autoridad sanitaria.

Entre las instalaciones básicas que la ley exige está la existencia de duchas y servicios higiénicos, que deben ser mantenidos en perfecto estado de limpieza y funcionamiento, separados para ambos sexos. El equipamiento mínimo, según lo establecido en el artículo 14 del citado decreto, debe ser: un retrete, un lavamanos y una ducha por cada seis sitios y por cada sexo, ubicados de tal forma que permitan el fácil acceso de los turistas.

Los sitios, las instalaciones y los espacios de circulación de los campings deberán mantenerse en perfectas condiciones de aseo e higiene, no debiendo existir al interior de éstos focos de proliferación o atracción de ratas, moscas u otro tipo de insectos.

La administración deberá mantener en todo momento, en un lugar de fácil acceso a los usuarios, un botiquín adecuado para la atención de primeros auxilios. Además, es responsabilidad de los administradores adoptar medidas precautorias para que no se produzcan incendios, y disponer de los elementos necesarios para combatirlos.

Sin perjuicio de la aplicación de estas medidas obligatorias, la administración de cada recinto puede elaborar normas que regulen la limpieza del lugar, el sentido de la circulación del tránsito, el horario en que no deben existir ruidos molestos, etc.

Cualquier infracción a lo dispuesta en esta normativa, puede denunciarse al Servicio de Salud correspondiente a la región en que esté ubicado el camping. Las sanciones que establece la ley van desde multas en dinero, hasta la clausura definitiva del recinto.

Para enviar sugerencias a esta sección, mande un fax al (02) 228 7541 o un e-mail a EyN@mercurio.cl




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Los campamentos deben tener un retrete, un lavamanos y una ducha por cada seis sitios y por cada sexo.
Los campamentos deben tener un retrete, un lavamanos y una ducha por cada seis sitios y por cada sexo.
Foto:El Mercurio
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales