ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Domingo 20 de Febrero de 2005

VTR Tras más de una década en la empresa, anuncia que dejará la presidencia ejecutiva apenas se apruebe la fusión con Metrópolis
Blas Tomic cambia de cable

El sector de las telecomunicaciones no será lo mismo sin este combativo protagonista. Para ahorrar especulaciones, aclara que no se va a hacer carrera política ni a participar en campañas presidenciales, pero se reserva su próximo paso.

SANDRA NOVOA FERNÁNDEZ

Ahora sí que sí. El adiós de Blas Tomic Errázuriz (55) a la presidencia ejecutiva de VTR es sin elástico. No se repetirá la situación de los últimos días de 2003, cuando comunicó que se iba el 31 de marzo de 2004 y... sigue ahí: "Ya le informé a los accionistas que dejo el cargo tan pronto la Corte Suprema apruebe la fusión con Metrópolis, lo que debiera ocurrir durante marzo. Llevo más de una década en la compañía, etapa que se corona con esta fusión y en la que logramos cosas de las que estamos orgullosos, así es que creo que me he ganado el derecho a decir misión cumplida. Me voy feliz con lo que hicimos".

Acota que un elemento no menor en esta decisión es que el más chico de sus cinco hijos tiene 5 años y "es hora de hacer justicia a las prioridades personales".

La vez anterior su anunciada salida alimentó especulaciones sobre los motivos que escondía la escueta explicación de "fin de un ciclo". Una tesis era que United GlobalCom (UGC), dueña de VTR, buscaba darle un nuevo giro a la compañía y que en esa estrategia no encajaba. Otra apuntaba a que Radomiro Blas Tomic seguiría el llamado de su apellido para entrar en política: sería postulado por el PPD a la alcaldía de San José de Maipo, aunque también lo mencionaban para La Florida.

A las pocas semanas ambas elucubraciones fueron desvirtuadas por los hechos. Se supo que Liberty Media tomaba el control de UGC, y que tenía planes de fusionar VTR con Metrópolis -donde está asociada con Ricardo Claro-, y que Tomic continuaría en su asiento.

"El acuerdo era el mismo que hoy, pero no anticipé que la fusión demoraría tanto. Lo de la candidatura fue un mal entendido: vivo en el Cajón del Maipo y vecinos me hablaron de la posibilidad, pero nunca llegó a plantearse en ningún partido", refuta.

En la industria hablan bien de Tomic y concuerdan en que tiene razones para irse contento. Un logro no menor es que la empresa sobreviviera a los cambios de controladores: el grupo Luksic, SBC, UGC y UGC-Liberty.

Después de vender la larga distancia, telefonía celular, telefonía básica y quedar transformada en una empresa eminentemente de TV cable, a partir de 1999 -cuando entró United- inició una nueva etapa que la tiene convertida en la tercera empresa del sector, con más de un millón de clientes en sus tres líneas principales de negocios, los que le dan una participación de mercado de 68% en TV cable, 10% en telefonía y 44% de las conexiones de internet banda ancha.

- ¿Esta renuncia es 100% unilateral?

"Los accionistas se han portado siempre bien conmigo e incluso en este último tiempo me han pedido que siga vinculado a VTR. Esta es una decisión mía. No voy a atribuirla a "motivos personales" porque eso abre espacio a la especulación. Obedece a que después de 10 años hay que ir por nuevos desafíos".

- ¿Están definidos los nuevos desafíos?

"Sí, pero como estoy comprometido a ser presidente ejecutivo de VTR full time hasta el último día, prefiero no hablar de eso por ahora. Encuentro triste que las personas agonicen en sus cargos y se retiren cuando han perdido todo ascendiente".

- ¿Le ofrecieron entrar al directorio?

"Son cosas a conversar más adelante".

- ¿Irá tras un cupo en el Congreso?

"No".

- Su alejamiento de la primera línea de batalla debe tener contenta a Telefónica. Usted era como su "archienemigo"...

"No creo. Al final todos somos profesionales y es entretenido competir. A veces das y a veces te dan, pero nos respetamos. Ojalá me echen de menos".

- ¿Qué opina de los reguladores?

"El subsecretario Christian Nicolai es un profesional, gran conocedor de los temas técnicos y se esfuerza por mantenerse encima de los conflictos. El Tribunal de la Competencia es un gran avance en la institucionalidad y le va a hacer bien al sector".

- ¿Cómo ve al nuevo ministro Estévez?

"Con energía, ideas y el calibre que se requiere para darle conducción superior a un sector que es mucho más clave para la economía chilena que lo que el común de la gente percibe".

- ¿En qué va la fusión?

"No podemos hacer nada hasta que se apruebe definitivamente y para eso falta el pronunciamiento de la Corte Suprema".

- ¿Ya tienen el plan de integración?

"No. Lo único que se hizo en meses pasados fue estimar gruesamente el impacto sobre el negocio, las famosas sinergias".

- ¿Cuántos despidos implica?

"VTR es una empresa a la que le queda mucho espacio para crecer y por lo tanto aquí se necesitará gente. Entrevistamos todos los meses a 200 personas y reclutamos unas 40. Las salidas serán marginales".

- ¿Mejoró el ambiente para la fusión?

"Ya no percibo polémica respecto de su justificación, que es evidente: genera un tercer competidor de grueso calibre y eso es bueno para los usuarios y el país. El Tribunal de la Competencia la analizó a fondo y es un aval indiscutible".

- El aval más relevante para el mercado será el comportamiento con los clientes...

"VTR nació para competir y por eso nos ha ido bien. En TV cable estamos solos en muchas ciudades y en ninguna los usuarios tienen condiciones menos ventajosas que donde sí tenemos competencia. Y el fallo del Tribunal de la Competencia pone una serie de condiciones a la fusión para garantizar conductas competitivas.

"Nuestro mercado relevante son las telecomunicaciones. Así es que la pregunta no es si en TV cable habrá o no competencia, porque en telecomunicaciones tiene que haberla y la empresa que tenga conducta monopólica en un producto será castigada en el resto de los servicios. Pregúntele a las que les hemos quitado clientes por que no han aprendido esta lección".

- ¿Predominará el equipo de VTR o Metrópolis?

"No es necesario abordar la fusión como un proceso de decidir quién queda adentro y quién afuera. Sí es indudable que a una de las dos le ha ido mejor y esa es VTR. Los accionistas se fijarán en cuál es la receta más exitosa para continuar con ella".

- ¿Desaparece la marca Metrópolis?

"No está discutido ni decidido".

-¿Qué papel jugará Ricardo Claro?

"Cristalerías tendrá 20% de participación en la nueva empresa y 20% de influencia, porcentaje respetable".

-¿Ese 20% de influencia tiene algo que ver con su partida?

"No. Mi salida tiene que ver con el cierre de una etapa, no con la etapa siguiente".

- ¿Cómo se distribuyen los ingresos por área de negocios de VTR y cuánto cambia la torta con Metrópolis adentro?

"Más menos 40% lo aporta la TV cable, 35% la telefonía, 20% banda ancha y el resto es larga distancia y las otras cosas. Metrópolis tiene la mitad de suscriptores de cable que nosotros, con lo que ese negocio sube su incidencia en los ingresos a poco más de 50%, pero la tasa de crecimiento de telefonía y banda ancha es muy superior a la del cable, por tanto en un plazo breve volverán a los porcentajes actuales".

- ¿Por dónde vendrá el crecimiento en el mediano y largo plazo?

"El negocio de VTR, CTC, Entel y cualquiera que pretenda tener futuro en telecomunicaciones en 5 años más es ser fuerte y dominar tecnológicamente la integración de esos servicios basados en el lenguaje digital IP (Internet Protocol). Tenemos la suerte de ser los primeros en haber visualizado en Chile que el futuro estaba en el negocio de las comunicaciones digitales".

- ¿Tras el cambio de propiedad en Entel, cómo se ve el escenario?

"Este sector lleva una década siendo salvajemente competitivo. Todos los años hay novedades y éste no será la excepción, pero no nos preocupa".

- ¿Y qué tan agresivo ven a Telmex?

"No nos topamos. Le deseo suerte. En este negocio nadie la tiene fácil. Deberá amarrarse bien los pantalones".

- ¿Es posible que Liberty esté "amononando" sus activos para venderlos? Cuando tomó el control de VTR se especuló que se quedaría sólo con cable.

"Eso tiene que preguntárselo a los accionistas, pero no me da la impresión de que estén en esa línea".

"SBC, la compañía más grande de Estados Unidos y que fue socia de VTR hace 5 años, anunció que empezará a ofrecer televisión a través de sus redes. Quien quiera sobrevivir debe reunirlo todo, no hay espacio para empresas especializadas. CTC anunció que entrará a la TV pagada y Entel está ofreciendo video en sus teléfonos móviles. En 5 años más un laptop será teléfono móvil, televisor y otras cosas".

- ¿Les interesa la venta de los 25 Mhz de Telefónica Móvil-Bellsouth?

"La estudiaremos".

-Entraron en el rubro de la seguridad domiciliaria y de las Páginas Amarillas, ¿vienen más nuevos negocios?

"Ya tenemos el plato bastante lleno".

- ¿Eso del primer canal chileno de noticias fue un volador de luces?

"Tenemos más de 20 canales de TV local y definimos un nuevo concepto cuyo principal componente son las noticias. Ya lo implementamos en Arica y Calama y en 30 a 40 días llamaremos a licitación en La Serena y Coquimbo para sumar el tercero; el plan es en un par de años cambiar el resto".

-¿Le ofrecieron dos veces la dirección ejecutiva de TVN?

"Esos procesos son confidenciales".

Sin camiseta

- ¿Entrará a tallar en la campaña presidencial?

"No está en mis planes".

- ¿Cuál es su candidata: Alvear o Bachelet?

"La que gane. Me parece muy refrescante para Chile que haya mujeres como alternativa real. En política, al igual que en las telecomunicaciones, hay que romper esquemas para pasar el siglo XXI.

"La Concertación ha hecho un gran trabajo en estos 15 años y, sin perjuicio de que la alternancia en el poder es buena, no se ha agotado. Yo tengo mi corazón ahí, pero lo que me interesa es que el próximo gobierno, cualquiera sea, tenga un buen programa, especialmente en los temas que me ha tocado ver más de cerca.

"Desde mi perspectiva me parece que la educación digital es clave para el desarrollo de Chile y su inserción en la globalización. El Estado debería concurrir con mayor aporte en plata para subsidiar la compra de computadores a profesores y hogares con niños, y no sólo con orientaciones y convocatorias al patriotismo. Todos los ejemplos exitosos en el mundo se han basado en un esfuerzo conjunto".

- ¿No está con la abanderada del PPD? Se lo asocia con esa colectividad...

"No. Yo estaba en ese espacio político, pero nunca milité. Me sigo considerando progresista, pero no podría recibir nunca más órdenes de partido".

- ¿Cuál fue la última?

"El 73, de la Izquierda Cristiana. Respeto a la gente que se somete a esa disciplina y creo que los partidos son necesarios, pero también lo es la gente con pensamiento más libre".

- ¿No participa en ninguno de los equipos programáticos?

"No, porque por ahora soy 100% presidente ejecutivo de VTR".

- Pero fue presidente de los Empresarios por Lagos en 1999 y ocupaba el mismo cargo.

"Es cierto. Pero mis planes hoy están en el sector privado. No he tomado decisiones irreversibles, pero me han gustado tanto estos cinco años dedicado sólo a esto que me he acostumbrado. Desde aquí veo el futuro y me siento cómodo".

- ¿Está disponible para ocupar algún cargo en un eventual cuarto gobierno de la Concertación o para dirigir alguna de las codiciadas empresas públicas?

"Me está preguntando por un mundo virtual al que ni siquiera me he asomado. Hoy estoy con mis dos pies en el sector privado y me encantaría seguir haciendo lo mismo".

- ¿Participa en la agrupación de empresarios progresistas?

"No pertenezco a ninguna organización, aparte de VTR y Sofofa".

- ¿Comparte la percepción de algunos de ellos en cuanto a que el rol empresarial aún no se ha legitimado en la Concertación?

"No me parece una apreciación correcta. Sí me parece, y así lo demuestran las encuestas, que los empresarios son evaluados de una manera muy crítica por todos los chilenos y en ese sentido hay mucho que hacer, no en términos de relaciones públicas sino de comportamiento. Esto de la responsabilidad social no es un eslogan sino una obligación respecto de la cual los empresarios chilenos no están a la altura.

"Si no capacitan a su gente, incluso haciéndola empleable para otros, no están cumpliendo con esta responsabilidad, y es condición para tener derecho moral de pedir flexibilidad para despedir".

- ¿Desagregaría el sistema político?

"Soy de los que cree que el sistema binominal tiene cosas valiosas que explican en parte importante por qué a Chile le ha ido bien en estos 15 años. Es probable que valga la pena corregir algunos aspectos, pero ha permitido una tremenda renovación de la política chilena".


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Radomiro Blas Tomic no usa su nombre de pila, del que está orgulloso, porque desde que nació su madre optó por llamarlo Blas.
Radomiro Blas Tomic no usa su nombre de pila, del que está orgulloso, porque desde que nació su madre optó por llamarlo Blas.
Foto:Héctor Flores


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales