VIDA CIENCIA TECNOLOGÍA

Martes 6 de Septiembre de 2005

Premio Bicentenario:
Fernando Monckeberg, patrimonio nacional

El investigador recibió el Premio Bicentenario 2005 por prevenir el daño cerebral de la pobreza y la desnutrición.

NICOLÁS LUCO ROJAS

Ante el rector de la Universidad de Chile, Luis Riveros, y el presidente de la Corporación Patrimonio Cultural de Chile, Carlos Aldunate, el investigador Fernando Monckeberg Barros recibió la escultura y un estímulo en dinero que la Comisión Bicentenario otorga cada año a un chileno que haya contribuido a la vida republicana.

Él agradeció a la concurrencia, a sus amigos, a sus parientes. "Yo soy la favorita", dijo Andrea Kutscher Monckeberg, 23 años, una de los 25 nietos nacidos de los 8 hijos Monckeberg. A su alrededor, sus hermanas, primos y primas lucían orgullosas.

Es que el abuelo, cuándo él tenía 26 años, fue remecido al comprobar, invitado por el padre Rafael Marotto, la cantidad de muertes en una toma de terrenos que luego se convertiría en la Población La Legua. El pediatra no olvidaría jamás esa experiencia y la recordó con agradecimiento. Ese hito lo decidió a tomar en serio el "secreto problema de Chile", la desnutrición.

Pese a su éxito en la Universidad de Harvard, decide volver a Chile a enfrentar el problema de la mortalidad infantil. En ese tiempo, morían 200 niños de cada 1.000 nacidos vivos. El 60% de los niños moría antes de los 5 años en 1950. Monckeberg apuntó a una causa: la desnutrición infantil.

Dedicó entonces todos sus esfuerzos a combatirla. Ayer calculó en 24 mil millones de dólares lo que el país, gracias a su empeño, ha invertido en combatir ese mal. Hoy sólo muere 7,5 de cada mil niños nacidos vivos, la cifra menor en América Latina. Y la desnutrición está prácticamente controlada.

Acción investigada

Monckeberg creó el Instituto de Tecnología en Alimentos de la Universidad de Chile, formó Conpan, Conin, logró que el país elaborara leche enriquecida, como Purita. Muchos hoy llevan su antorcha.

Cuando se le premió, agradeció a todos sus colaboradores. Y recordó especialmente a Salvador Allende, que convirtió el tema de la nutrición en política de Estado, al general Gustavo Leigh, que apoyó toda su obra durante su gestión en la Junta de Gobierno, a Patricio Aylwin, Eduardo Frei y Ricardo Lagos, por haber continuado los esfuerzos. Hizo una emocionada pausa y miró a su mujer, Angélica Vergara, para testimoniar su gratitud por su apoyo.

El premio

Con el auspicio de Minera Escondida, la Comisión Bicentenario, la Corporación Patrimonio Cultural de Chile, y la Universidad de Chile eligen a quienes han aportado a nuestra nación.

Antes que a Monckeberg, han sido distinguidos Gabriel Guarda, Eugenio Heiremans, Eugenio Merino, Nicanor Parra, Gabriel Valdés.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
El rector de la Universidad de Chile, Luis Riveros, entrega la escultura de Juan Sebastián Solar que representa nuestra patria.
El rector de la Universidad de Chile, Luis Riveros, entrega la escultura de Juan Sebastián Solar que representa nuestra patria.
Foto:JORGE JOUANNET
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales