ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Jueves 28 de Agosto de 2003


La historia partió en el San Ignacio

Gabriel Ruiz-Tagle y Gabriel Navarro crearon esta empresa importadora de papeles para la industria gráfica nacional a los 25 años años de edad.
En 1978, dos compañeros del Colegio San Ignacio decidieron lanzarse con su propia empresa. Con un capital mínimo, compuesto únicamente por sus ahorros, Gabriel Ruiz-Tagle y Gabriel Navarro, en ese entonces con 25 años, crearon una importadora de papeles para la industria gráfica nacional. Su nombre: Papeles Industriales S.A. (Pisa).

Durante los primeros años el negocio fue más bien rudimentario. Básicamente, consistía en traer desde el extranjero grandes rollos de papel, adaptándolos en Chile a los distintos formatos que demandaban las empresas gráficas.

Sin embargo, una coyuntura política hizo cambiar el rumbo de la empresa. A mediados de la década de los ochenta, comenzó un fuerte debate sobre la conveniencia de liberalizar la economía chilena, reduciendo sus aún altos aranceles para la mayor competencia de los artículos extranjeros.

El punto no era irrelevante para Pisa, ya que su negocio estaba supeditado casi exclusivamente a la importación de insumos para el mercado local.

De este modo, y teniendo en mente una actividad menos dependiente de la coyuntura del comercio exterior chileno, Ruiz-Tagle y Navarro crearon en 1988 una pequeña planta elaboradora de papel tissue.

En esos años, la Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones (CMPC) tenía el monopolio casi exclusivo de la oferta de productos tissue, como papel y toallas higiénicas o servilletas, por lo que la entrada de un nuevo actor al mercado fue muy bien recibida por el comercio y los supermercados.

Desde esos años tenemos una especie de deuda de gratitud con algunas empresas que fueron nuestros grandes soportes y nos ayudaron a salir adelante, comenta Ruiz-Tagle, nombrando específicamente a DyS, Adelco y Jumbo.

Así nacieron marcas como Favorita, Magikline, Roll o Genial, algunas de ellas ya desaparecidas del mercado chileno.

En 1992, Pisa compró una segunda máquina papelera para ampliar la creciente demanda del mercado local y tres años después se separaron los negocios tissue y gráfico, quedándose Pisa con esta actividad.

En 1998 la empresa ingresó de lleno al mercado del tissue institucional y actualmente posee cerca del 50% del volumen colocado en el mercado.




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales