DEPORTES

Miércoles 14 de Enero de 2009

Banca y carácter


Edgardo Marín

Marco Antonio Figueroa encara un desafío que ha derrotado a muchos: la banca de la Católica. El "Fantasma" conoce el paño y sabe las complicaciones propias del club. Universidad Católica, en la imagen popular, es un equipo que requiere de un entrenador de características muy particulares. No ser, por de pronto, demasiado popular. Idealmente, profesional universitario. Además, o en su defecto, tener suficiente roce. Un tipo deseablemente discreto, de corte académico. No tener esas características cerró la ruta de José Pérez, el "Gallego", notable bicampeón con Wanderers (1958, 1968), en el club cruzado. Y abrevió el paso de otros en distintas épocas.

El carácter frontal de Figueroa, absolutamente alejado de las sutilezas de la diplomacia y más cercano al conflicto, lo distancia de aquel perfil que se le asigna al técnico de la UC. Y eso es lo mejor que puede pasarle a la Católica. Un entrenador que hable fuerte, que les diga a sus jugadores lo que hay que decirles y no lo que ellos quieren escuchar. ¿Por qué? Porque en San Carlos de Apoquindo los planteles son "regaloneados" antes que dirigidos y los hinchas, con menos pasión que orgullo, cuando llega la ocasión de castigar lo hacen con desprecio antes que con ira. Figueroa, si es fiel a su carácter y a su biografía, les hablará con claridad a todos. Incluso a la hinchada, incluso a los cuerpos técnicos, incluso a los funcionarios.

¿Que es impredecible Figueroa? Seguramente. ¿Que exagera algunas reacciones? Sí. Pero aún descontando las aristas más riesgosas de un genio ligero es el técnico indicado para la UC de estos días.

Hay planteles que requieren ser apurados, exigidos. Hay que despertarlos. Al playero Everton, por ejemplo, nunca le viene mal el esfuerzo y Nelson Acosta le acomoda. A otros, en cambio, hay que calmarlos.

La U, por ejemplo, es caso de texto. El equipo azul (el club, en realidad) fue siempre presa fácil de emociones desatadas. Su barra fue creativa desde sus orígenes y aporte artístico y sabroso de los Clásicos Universitarios de otra época. Impulsiva, fue voz potente en el tablón para reclamar contra el "estado de excepción" que vivía el país durante demasiados años. Fue degenerando más adelante y se hizo "brava", pero ese es otro capítulo. Rescatemos, por ahora, el hecho de que sus impulsos descendieron generosamente a la cancha y los equipos fueron, también, temperamentales.

Apareció Fernando Riera en los años ochenta para calmarlos y estuvo a un tris de llegar al título. Y lo intentó también Arturo Salah, en el capítulo más reciente, en un episodio que quedó trunco.

¿Es Sergio Markarián el técnico indicado para el temperamento azul? Por supuesto, aclarando que el uruguayo es el indicado para cualquier equipo de cualquier parte. Tiene el carácter -aparte de las condiciones técnicas- para aportarle a su plantel el equilibrio que necesita. El azul es equipo que siempre está pidiendo rienda y queda la seguridad de que a Markarián no se le va a arrancar el pingo.

Hay técnicos cuyo carácter coincide con las necesidades de cada plantel en momentos determinados. En los años 80, Andrés Prieto hizo campañas notables con el entonces joven Cobreloa. Muy buen entrenador Prieto, notablemente conectado con sus planteles, pero tuvo que aparecer Vicente Cantatore para que los loínos llegaran al título. Faltaba "la chaucha pa'l peso" y la puso el argentino-chileno. Arturo Salah hizo campañas brillantes con Colo Colo, con un trabajo de base impresionante, pero fue Mirko Jozic el que puso la chispa que faltaba para la explosión del título de Copa Libertadores el 91.

Seguramente no habrían sido posibles los títulos de Cantatore y Jozic sin las bases dejadas por Prieto y Salah. Es el juego de los caracteres y los momentos.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir

  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales