REPORTAJES

Domingo 7 de Junio de 2009

José Antonio Gómez, ex precandidato presidencial:
Si el PR hubiese asumido un rol más relevante en el comando, se habría evitado el desbande hacia Enríquez-Ominami

El líder del Partido Radical y ex contendor de Frei en las primarias dice ver desorden en el comando oficialista, falta de ideas y poca claridad en las vocerías. Y, lo más grave, asegura que la crisis que generó la candidatura de Marco Enríquez-Ominami pudo haberse evitado.

Mariela Herrera Muzio

Unos episodios de vértigo -"es como si el edificio se te diera vuelta entero"- obligaron al senador radical José Antonio Gómez a distanciarse de la contingencia dura y hacerse un completo chequeo médico. "Ahora estamos en buenas condiciones", asegura, a pesar de que todavía no se terminan de sanar las dos costillas que se quebró al caerse de uno de sus caballos.

El radical que peleó por poner su nombre en la papeleta de diciembre, y que perdió ante Eduardo Frei, entrega su crítica visión sobre cómo se está llevando la campaña oficialista.

-Tras las últimas encuestas, se habla de "incertidumbre" en la primera vuelta. ¿Comparte ese panorama?

-Si el candidato de la Concertación presenta un programa progresista y novedoso, con muchos de los temas que planteamos en las primarias, no me cabe duda de que las encuestas van a cambiar. Por esa razón, además, Marco Enríquez-Ominami no va a ser el candidato de los radicales, porque él abrió la puerta a la privatización de las empresas del Estado como Codelco, y eso para nosotros es fundamental.

-¿Y están recogidas las ideas del PRSD en los grupos programáticos del comando de Frei?

-Hemos incorporado gente a esos debates, pero las ideas del partido no están recogidas en el comando de Frei todavía. Dicen que van a consensuar las opiniones, pero creo que ya deberíamos tener ejes que nos diferencien de los demás candidatos.

-Como presidente del radicalismo, ¿cuántas veces se ha reunido con Frei para debatir ideas?

-(Luego de un silencio seguido con una sonrisa, contesta). Los años me ponen desmemoriado... tengo la impresión de que no hemos tenido muchas reuniones de debate de ideas.

-¿No los han convocado?

-Estamos en diversos equipos, pero creo que, como Concertación, falta subirnos arriba de la mesa y decir "esto hemos hecho y esto queremos hacer hacia el futuro". El proceso de los Océanos Azules ha demorado ese "subirse arriba de la mesa". Falta diálogo entre nosotros. A lo mejor con los demás presidentes de partido hay más comunicación, no lo sé."Hay que dejar que Marco Enríquez-Ominami llegue a la primera vuelta"

-Antes de las primarias entre usted y Frei, el "fenómeno Marco" no existía. ¿La Concertación dejó un espacio que llenó el candidato díscolo?

-Sí, creo que un porcentaje importante de la adhesión que logramos, teniendo en contra todos los demás partidos, los alcaldes e incluso el Gobierno, se fue hacia Marco, como señal de descontento. Tras las primarias debimos haber tenido una vocería, no lo sé. Si el Partido Radical hubiese asumido un rol más relevante en el comando de Frei, se habría evitado el desbande hacia Marco Enríquez-Ominami.

-¿Usted debiera ser el vocero?

-El candidato decide cómo estructura su comando y hemos sido súper respetuosos con eso.

-Enríquez-Ominami reabrió el tema de las primarias, ¿estaría de acuerdo con revisitar ese tema?

-Sería extraño, no alcanzan los tiempos. En mi opinión, hay que dejar que Marco Enríquez-Ominami llegue a la primera vuelta. De hecho, no creo que haya que atacarlo. Él representa un sector, le da aire a la política.

-Ambos candidatos están abordando temas, como aborto terapéutico y unión civil de homosexuales, que usted impulsó. ¿Qué siente al ver que no es usted quien los está llevando?

-Uno podría decir hoy día que da lo mismo ser concertacionista, consecuente y leal. Porque para nosotros habría sido mucho más conveniente haber continuado, haber roto con la Concertación y seguir con nuestras propuestas hasta el final, pero como tenemos un profundo espíritu concertacionista, no lo hacemos y nos alegra que muchas de nuestras ideas se estén discutiendo hoy.

-Dado el actual escenario, ¿siente que se equivocó?

-Muchos dicen "debiéramos haber seguido", pero nosotros aceptamos la fórmula de las primarias. El error que cometieron algunos fue hacerlas tan cerradas. Ese error es lo que hoy día tiene a la Concertación complicada.

-Frente a las actuales condiciones, ¿hay candidatos radicales al Parlamento que duden con quién se sacarán la foto, si con Frei o Enríquez-Ominami?

-No sé si tanto así, pero he escuchado que hay preocupación.

-Frei señaló que está en juego la subsistencia de la Concertación, ¿comparte ese diagnóstico?

-Sí, porque no es posible que en un partido, el PS, existan cuatro candidatos presidenciales. Eso es abrir un campo de acción inimaginable: que dirigentes de una tienda tengan de candidato a senador a una persona y de presidenciable a otro de distinta línea. No me refiero en particular a Carlos Ominami, hay mucha gente que está mirando para distintos lados y eso pone en riesgo la Concertación.

La mirada crítica al comando:

"Yo trataría de darle una orgánica más dinámica a la campaña"

-Las reuniones de los lunes en el comando entre los presidentes de la Concertación y los líderes de la campaña, ¿son ejecutivas o una formalidad?

-Uno da ideas pero no sé si en el correlato después se cumplen. Luego del almuerzo, a cada partido le llega un mail con la agenda de Frei.

-¿Les llega ese mail y de ahí hasta el lunes?

-Claro. Y el que quiere se integra a alguna actividad.

-¿A usted lo han llamado para estar en algún acto concreto?

-Sí, para la visita de Frei a Antofagasta, pero a nada más.

-Y usted no fue porque estaba con estrés.

-No, no estaba con estrés. Tenía vértigo que es un tema de equilibrio muy desagradable.

-¿Cuántas veces se reúnen con el coordinador general, Sebastián Bowen? ¿Los ha llamado?

-Sí, nos ha llamado. Hemos tenido estos encuentros de los lunes, y se ha reunido con gente del partido.

-¿Y con Pablo Halpern, director estratégico de comunicaciones del comando?

-No, no he tenido nunca una reunión personal con él, excepto que está presente en el almuerzo de los lunes.

-¿Cómo evalúa el funcionamiento de esa orgánica?

-Yo trataría de darle una orgánica más dinámica a la campaña. Creo que hay mucho ruido de diferencias de opinión entre unos y otros, y eso hay que cerrarlo ya. Uno debiera tener clarito, por ejemplo, si Jorge Burgos se va a quedar como jefe territorial o no, quién va a ser qué cosas.

-¿Frei debiera zanjar esas descoordinaciones?

-Él ha ordenado bastante el panorama, pero no le hace bien a la campaña la autonomía que hay de voceros. Por ejemplo, tiempo atrás, yo dije que la campaña era fome y plana, y vino un señor de Océanos Azules -que creo en su vida ha salido a buscar un voto a calle- y dio una opinión contraria. Y ahora eso se repite, sale uno, otro le contesta y así. Los voceros debieran ser el candidato y dos o tres personas que él decida. Pero en Océanos he visto opinar a Pablo Ruiz Tagle, a Juan Pablo Hermosilla, a Guillermo Pickering. Ahora el comando hizo otra adquisición con Enrique Correa. Todo esto desordena. Tú tienes que tener referentes exactos.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir

Foto:HÉCTOR YÁÑEZ


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales