DEPORTES

Lunes 30 de Diciembre de 2002


Del pozo a la cima

Entre el último lugar de su estreno en 1997 y el título concretado en Puerto Varas, muchas ilusiones murieron en Provincial Llanquihue. Así fue la forja del campeón.
Javier Piñeiro Dávila

Provincial Llanquihue tardó seis años en alcanzar la gloria en la Dimayor. Fundado en 1997 por empresarios y otros profesionales, surgió como el "sucesor" de Huevos Copita en la representación de la zona.

Su comienzo fue horrible. Finalizó último en la temporada regular, luego de haber conseguido apenas una victoria en 18 presentaciones (ver tabla). De dicho plantel, sólo permanece Claudio Campos, habitual suplente en la rotación de Iván Gallardo.

Aquel conjunto del '97 tenía como estrella al estadounidense Michael Williams y era dirigido por Waldemar Rosemberg.

Luego del bautismo en el nivel rentado, y tras un breve interinato, la banca fue entregada a Jorge Luis Álvarez para la temporada del '98.

Y el argentino, que permanecería hasta 2001, dejó una huella trascendente en Llanquihue. El coach trasandino marcó un camino en la conducción técnica, impulsó una defensa dura y llevó al quinteto hasta las Finales de dicho año.

Tras eliminar a Deportivo Valdivia en la ronda inicial, parecía que el Petrox de Moochie Norris y Chuck Jones sería demasiado para los lacustres. Pero el base que hoy juega en Houston Rockets contrajo una neumonía y se perdió la definición de la serie, que fue ganada por los de la Décima Región.

Ya en la llave por la corona, Universidad de Concepción sí fue inabordable. Con Kerry Blackshear, Marcelo Ruiz y Eric Brown a la cabeza, los penquistas barrieron el duelo contra Frederick West, Mario Lucas, Cristián Pérez, el ya nacionalizado Mack Hilton y compañía. Este último, amén del entonces bisoño Pedro Kairath, permanecerían hasta ahora.

El rápido ascenso llanquihuano hizo creer a sus dirigentes que el título estaba a la vuelta de la esquina. Nada de eso: vinieron sendas decepciones en las fases iniciales de los Playoffs (Español y la "U"), que acabaron por costarle el puesto a Álvarez.

La que más dolió fue la de la temporada 2000-01, pues constituyó el epílogo a un flojísimo rendimiento durante todo el torneo.

El mismo Jones, Shawn Crosby, Fernando Teuber, Marcelo López y Robert Lagos fueron otros elementos que intervinieron en dicha etapa gris.

Una estrella caribeña

La inclusión de dos extranjeros más dos nacionalizados fue el primer toque de alerta dado por Llanquihue al resto de los equipos previo a la temporada 2001-02.

Conocidos por todos eran los naturalizados: Hilton, capitán y símbolo, y Daniel Viafora. De los recién aterrizados en Chile, en cambio, no habían tantas referencias.

Courtney Wallace (luego reemplazado por Otto Vantroy Ramírez) y el dominicano Jack Michael Martínez debutaron el 29 de septiembre, la noche en que Llanquihue derrotó a la Universidad Católica en Santiago y que el entrenador Gallardo, que había sido asistente de Álvarez y conducido a los adultos en la Libsur 2001, debutó en la Dimayor.

No caben dudas de que la incorporación de Martínez remeció a la liga. A sus 20 años, se transformó en un espectáculo itinerante. El club lo disfrutó: lideró la fase regular y avanzó a las Finales por segunda vez en su historia.

Pero no fue suficiente. Los portovarinos sufrieron la lesión de Cristián Pérez, el castigo por dopaje de Viafora y la transición ofensiva de Valdivia, que se impuso 4 a 3 (por primera vez una serie requirió de siete encuentros) con Reggie Poole como verdugo.

Plantel millonario

La paciencia se agotó en Puerto Varas a la hora de proyectar la campaña 2002. Y la directiva apostó fuerte: contrató a Patricio Briones, Rodrigo Espinoza, Patricio Arroyo, Carlos Troll, Marco Cornez, Emilio París, Marcelo Ruiz...

Naturalmente, el cartel de favorito se le colgó ipso facto. El equipo respondió acaparando otra temporada regular y, tras barrer a Español en la ronda inicial, aumentó sus expectativas de victoria.

Contra la UDE, en semis, afloraron las dudas sobre el nivel colectivo. Los temuquenses ganaron por partida doble en su patio y forzaron a un quinto choque, al que los lacustres llegaron golpeados por la lesión del argentino Hernán Montenegro (que derivó en un nuevo recambio) y los líos judiciales de Hilton.

El triunfo sólo fue un bálsamo, porque Provincial Osorno le quitó de inmediato la ventaja de cancha en las Finales, tras cortar su racha de doce victorias en el Fiscal. El posterior 1 a 1 no modificó el pensamiento de los dirigentes, que decidieron que Gallardo debía ser asistido por Carlton Johnson si quería continuar.

Haciendo la salvedad de que renunciaría pasara lo que pasara en la serie, el exbase aceptó. Los Toros, oliendo sangre, se distanciaron por 3 a 1 a la semana siguiente y obligaron a que Llanquihue acometiera la inédita misión de remontar una desventaja de dicho margen.

Para los portovarinos, calientes reuniones de por medio, fue la hora de levantarse en medio del descrédito general. Y lo hicieron más desde lo anímico que lo estratégico o técnico, con Espinoza, Briones y Hilton a la cabeza. Fue justo a tiempo.

"Había preocupación, pero también confianza en nuestra capacidad. Lo hablamos con los muchachos: no podíamos dejar pasar esta oportunidad", recuerda el pívot.

"Fuimos los mejores de la temporada. De local, apenas perdimos un partido y dimos espectáculo. El club se merecía esto, porque ya había sufrido demasiado con esas Finales perdidas", dice Gallardo, ya ex DT y posible gerente técnico a partir de 2003.

Sudamérica espera

Gracias al título, el quinteto clasificó al Sudamericano de Clubes, previsto para el segundo semestre.

Será el estreno llanquihuano en la cita y la oportunidad para mejorar su foja internacional, que luce dos eliminaciones en la primera fase de la Liga Sudamericana, torneo cancelado en su próxima edición.

En 1999, ocupando la plaza de los penquistas, los lacustres se presentaron en Bolivia. Pese a reforzarse con Eric Brown, Bertrand Brisbane y Jorge Soto, cayeron con Andino, Welcome y Boca Juniors. Este año, en Uruguay, el panorama no varió: llevaron a Brown, Claudio Cárcamo, Briones y Espinoza, pero fracasaron ante Biguá, Vasco y Gimnasia y Esgrima (CR).

Así, sin olvidar la consolidación de la entidad, la ruta internacional pasó a ser la gran materia pendiente del nuevo gigante.

Hilton y las decisiones

"No vendría mal un habano", dijo Jermaine Tate, imaginando la clásica celebración de títulos en el básquetbol estadounidense. "Y algo más", añadió riendo Mack Hilton.

El capitán lacustre tenía motivos de sobra para festejar luego de capturar su cuarta corona de la Dimayor. Es que vivió momentos duros en las últimas semanas, cuando fue detenido bajo la acusación de giro doloso de cheques, de la que salió bajo fianza.

"Los periodistas me pegaron y pegaron. Es su trabajo, pero a veces duele. Cuando escriben cosas que no he dicho o que no son ciertas, molesta. Pero nunca voy a mirar para abajo, siempre al frente", confesó.

Hilton (44 años) dijo que resolverá en los próximos días si sigue jugando. Después de verlo en acción, en todo caso, prevalece la idea de que le queda gasolina, aunque sus rodillas requieran un largo reposo tras las Finales.

Se avecinan otras decisiones importantes en el campeón de la Dimayor. Patricio Narváez prevé dejar la presidencia (quedaría como "vice"), el nuevo DT ­por definir­ determinará quiénes siguen en el plantel y Patricio Briones, que pretende aprovechar el primer semestre para actuar fuera del país, reabrió el apetito de Valdivia y Osorno.




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
EL FESTEJO LOCO DE LLANQUIHUE. De izquierda a derecha, celebran Emilio París, Jermaine Tate (tapado), Pedro Kairath, Marco Cornez, Patricio Robles, Patricio Arroyo, Patricio Briones, Marcelo Ruiz, Claudio Campos (tapado) y el MVP Rodrigo Espinoza.
EL FESTEJO LOCO DE LLANQUIHUE. De izquierda a derecha, celebran Emilio París, Jermaine Tate (tapado), Pedro Kairath, Marco Cornez, Patricio Robles, Patricio Arroyo, Patricio Briones, Marcelo Ruiz, Claudio Campos (tapado) y el MVP Rodrigo Espinoza.
Foto:EL MERCURIO


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales