ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Domingo 19 de Abril de 2009

Polero, de familia agrícola y abogado en ejercicio. Así es el más probable timonel de la SNA


MARÍA JOSÉ GUTIÉRREZ

La sangre agrícola corre por todas las venas de Luis Mayol Bouchon. Criado en la VI Región, durante su niñez vivió en el fundo que tenían los Mayol en Chimbarongo, entre huasos, rodeo y cultivos tradicionales. Más adelante se trasladó a San Fernando, donde los Bouchon eran propietarios de un campo muy innovador que tenía desde panadería y talleres, hasta molinos y turbinas que generaban electricidad.

Rodeado de cultivos y animales, Luis Mayol vio en el campo un modo de vida. No sólo él: sus cuatro hermanos hombres también trabajan vinculados a la agricultura.

A los 15 años se trasladó a Santiago a estudiar en el Grange School. Siempre creyó que volvería al campo, pero su egreso de la universidad coincidió con una "época difícil" para los campos, tras la reforma agraria, así que se quedó en la capital, y junto a Andrés Allamand y Francisco Varela formó el estudio de abogados donde trabaja en la actualidad.

Aunque trata de pasar todos los días por la oficina, un día a la semana lo destina al campo en San Fernando -donde tiene Viña Selentia, animales y producción de uva de mesa-, y al menos dos veces al mes viaja a su fundo en el lago Colico.

Los otros días los divide entre la presidencia del Club de Polo y Equitación San Cristóbal -al que va todos los días-, la presidencia de Copeval -se incorporó a ese directorio cuando tenía 25 años-, el directorio de Puerto Caldera -por donde se embarca la uva de Copiapó-, el directorio de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA) y las innumerables actividades sociales que cada cargo le exige.

Cuando tiene tiempo libre practica polo, tenis, fútbol y rodeo, este último cada vez menos. Y una vez al año juega rugby con el equipo uruguayo que sobrevivió a la caída del avión en la cordillera de los Andes.

Así creen que lo hará en la presidencia de la SNA

Luis Mayol trabajó codo a codo con Luis Schmidt en la modernización del organismo, y para la mayoría se presentaba como su sucesor natural. Hace un año comenzaron las conversaciones, primero fueron los socios honorarios y luego el propio directorio. Lo querían como candidato de consenso. Ya cuando lo nombraron primer vicepresidente de la SNA, la señal fue clara.

Según cuentan sus cercanos, Mayol tiene una fuerte personalidad y "se hace escuchar", pero también es componedor, reflexivo y empático. En su oficina de abogados cuentan que le decían constantemente que se buscara un perfil distinto, "pero no, a él todo lo que le gustaba era estar involucrado en cosas legales que tuvieran que ver con la actividad gremial".

Sin embargo, el hecho de que quiera "estar en todas", pues ha dicho que de ser elegido presidente de la SNA no renunciará a ninguno de sus demás cargos, preocupa a algunos. En la misma entidad dicen que a la presidencia se le debe dedicar el 80% de la jornada diaria.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Luis Mayol (56).Casado con Catalina Recordon, 5 hijos y un nieto.
Luis Mayol (56).Casado con Catalina Recordon, 5 hijos y un nieto.
Foto:PABLO MARDONES
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales