REVISTA DEL CAMPO

Lunes 3 de Marzo de 2008

Los temas que marcan sus primeros dos meses
¿Qué ha hecho Hornkohl en el Minagri?

Preocupación existe por la posible demora en el Ministerio de Agricultura y Alimentación. Mientras en el sur lamentan el poco contacto, los frutícultores celebran su peso político.

EDUARDO MORAGA VÁSQUEZ

Hace casi dos meses el nombramiento de Marigen Hornkohl dejó marcando ocupado al mundo del agro. A la jefatura del Ministerio de Agricultura llegaba una asistente social, con escaso conocimiento sobre el sector y con un reconocido perfil político, a reemplazar a Álvaro Rojas, con un fuerte carácter tecnocrático y una buena evaluación de los privados. Además, el cambio en la dirigencia del Minagri fue 'de rebote', debido a la necesidad de mantener los equilibrios políticos y de género al interior del gabinete.

A ello se sumó la renovación de la cúpula de asesores ministeriales, que hizo temer por la pérdida de experiencia y, por ende, de velocidad en las políticas del Minagri. Más aun, algunos de ellos ostentaban un polémico paso por diversas dependencias del Minagri.

Se sumó a todo eso una fría recepción por parte de los fruticultores a las declaraciones de Hornkohl bajándole el perfil al impacto de la caída del dólar. 'Es importante dejar en claro: una cosa es perder y otra dejar de ganar', señaló la ministra a La Segunda.

Un complicado panorama. Por eso, en estas ocho semanas, Hornkohl ha tratado de romper el excepticismo.

"Al comienzo me dieron duro", afirma la nueva ministra, quien agrega que "sin embargo, soy como una pelota, entre más fuerte me golpean, más alto llego. Y tal como lo pidió la Presidenta Bachelet, en este 'segundo tiempo', el Minagri tiene que mostrar resultados concretos. Y que tengan claro que estoy trabajando fuerte para lograrlo".

Sin duda, a nadie deja indiferente la llegada de Hornkohl.

LEJANÍA CON SUREÑOS

Dicen que las comparaciones son odiosas. Sin embargo, a los pocos días de su nombramiento, el ex ministro Rojas llamó a los principales líderes agrícolas sureños y al poco de asumir fue de gira por la zona. En cambio, con la llegada de Hornkohl, no sucedió lo mismo. La comunicación de la cúpula con los gremios de la VIII Región al sur ha sido mínima.

La nueva ministra se defiende. "El problema ha sido la falta de tiempo. Viajé a Alemania - país donde era embajadora- a desmontar mi casa allá, y luego explotó el tema de la sequía y la caída del dólar. Esos problemas han requerido mucha energía y tiempo. Luego deberíamos tener un acercamiento con el sur".

Claramente, la fortaleza de Hornkohl no pasa por su conocimiento del agro. Lo suyo es manejarse en el mundo político.

A ello se suma el patronazgo político de Soledad Alvear y la amistad con Edmundo Pérez Yoma.

"Gracias a su influencia en La Moneda nos recibió el ministro del Interior. Eso nos da más fuerza para exigirle medidas a Hacienda por el dólar", afirma Rodrigo Echeverría, presidente de Fedefruta.

Eso sí, se debe recordar que Pérez Yoma es un importante productor de palta, por lo que ya conoce de primera mano la situación de la industria frutícola.

El carácter político de Hornkohl queda claro con el fuerte manejo comunicacional del tema de la sequía. Supo capitalizar un tema inicialmente secundario, mostrando la entrega de ayuda a los campesinos afectados, proponiendo medidas a La Moneda y, de paso, posicionándose ante la opinión pública. Sin embargo, las medidas para paliar la emergencia fueron criticadas por la Oposición, que las calificó sólo de "mediáticas". Fedeleche, además, pidió un programa de bonificaciones para mejorar las praderas ante la sequía.

REFORMA MINISTERIAL

Con casi dos años en el cargo, Álvaro Rojas había consolidado un grupo de asesores afiatado y con crecientes conexiones con el mundo privado. Tras su llegada, Hornkohl decidió hacer cambios en su círculo íntimo.

La preocupación en el mundo privado no se hizo esperar, pues se comenzó a temer que con la instalación de la nueva gestión se pierda tiempo valioso. Especialmente, cuando apremia zanjar tareas complejas como la creación del Ministerio de Agricultura y Alimentación y la aprobación de las legislaciones sobre transgénicos y la de propiedad intelectual de productos vegetales.

"En el agro hay una honda preocupación porque los tiempos se están acortando para resolver esos temas y no se ve un gran avance", reconoce Erik von Baer, dueño de Semillas Baer.

Hornkohl opta por bajarle el perfil al temor de un recambio masivo en el Minagri."Si se mira con atención, son sólo dos los asesores que se fueron. Lo que sí hice es ampliar su número, trayendo gente con experiencia. Por eso creo que más que problemas, el tema de los asesores permitirá mejorar la concreción de las materias pendientes", afirma la ministra.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Marigen Hornkohl.
Marigen Hornkohl.
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales