ARTES Y LETRAS

Domingo 18 de Mayo de 2003

LITERATURA
Homenaje a Rafael Maluenda

Este año se cumplen 40 años del fallecimiento de Rafael Maluenda Labarca, prolífico escritor, periodista y miembro de número de la Academia Chilena de la Lengua.

Maluenda nació en Santiago el 18 de marzo de 1885 en la célebre "Posada del Corregidor", hijo de un veterano de guerra, el coronel Aarón Maluenda. Ingresó al mundo de las letras a los 19 años como modesto reportero del diario "La ley", donde permaneció por 5 años. En 1905 ingresó a estudiar a la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Chile, cursos que abandonó tempranamente para continuar sus actividades literarias, por esos años publicó su primer cuento, "Ño Pancho". En 1910 renunció al diario y publicó su primer libro, "Escenas de la vida campesina"; al año siguiente ingresó como redactor en la revista Zig-Zag y en "El Diario Ilustrado", donde después de desempeñarse como crítico literario se vio obligado a pasar a cubrir el menos colorido mundo de la administración pública. Ese mismo año, un cuento suyo ganó el Concurso Nacional de Cuentos, organizado con ocasión del Centenario de la República.

Maluenda fue contratado como redactor de planta de "El Diario Ilustrado", después de examinar el presupuesto fiscal y el de la Universidad de Chile y descubrir que tanto el rector como el subsecretario de Instrucción desempeñaban hasta 15 puestos diferentes con sus respectivos sueldos.

En 1914 Maluenda contrajo matrimonio con Teresa Merino Feliú y se trasladó a vivir a Chillán, donde fundó el diario "El día". Algunos años después fue designado director del antiguo diario "La Discusión", cargo que desempeñó por 2 años hasta que decidió regresar a Santiago. De vuelta en la capital, Arturo Alessandri le propuso que se hiciera cargo de la difusión de su campaña política, para lo que decidió contratar una página en "El Mercurio" que escribió como si fuera una más del mismo, con editorial incluida. El proyecto obviamente no duró demasiado, pero le valió que Agustín Edwards decidiera contratarlo para su diario, donde permaneció hasta su muerte, en 1963, llegando a ser director del mismo en 1946.

Maluenda repartía su tiempo entre la crónica y su trabajo literario cada vez más orientado al teatro. Sin embargo, también desempeñó labores diplomáticas en Brasil, Lima y Japón. 1955 fue el año de reconocimientos para Maluenda, recibió el Premio Nacional de Periodismo y fue nombrado académico de la lengua. Su última obra literaria fue el libro titulado "Historias de bandidos", publicado en 1961.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Rafael Maluenda prepara sus maletas para partir de viaje.
Rafael Maluenda prepara sus maletas para partir de viaje.
Foto:El Mercurio
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales