INTERNACIONAL

Miércoles 11 de Abril de 2001

GUERRILLAS IZQUIERDISTAS COLOMBIANAS:
FARC y ELN Se Unen contra Paramilitares

Autodefensas Unidas de Colombia buscan impedir que el sur del departamento de Bolívar se convierta en una nueva zona desmilitarizada.
BOGOTA.- Luego de actuar unidas en los años '80 y de protagonizar combates en los últimos meses en la disputa por el control de territorios, las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN, guevarista), reactivaron su alianza política y militar para combatir a los paramilitares de extrema derecha, reveló un vocero rebelde en entrevista publicada ayer por el diario "El Tiempo" de Bogotá.

Pablo Beltrán, tercero en el mando del ELN, dijo al periódico que la asociación entre los dos principales grupos guerrilleros de ese país tiene como objetivo enfrentar a las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), que pretenden desalojarlos del sur del departamento de Bolívar (norte), en donde se encuentra el campamento central del grupo guevarista.

El vocero aseguró que la unión con las FARC está garantizada por el tiempo que sea necesario y que "la alianza está andando", declaró.

Esta afirmación adquirió verosimilitud ayer cuando se informó que al menos 14 paramilitares murieron al detonar una carga de explosivos al paso del camión en el que viajaban en el municipio de San Pablo, estado de Bolívar, atentado que fue atribuido por el Ejército a las FARC y al ELN.

Respecto al proceso de paz, Beltrán expresó que los contactos con el Gobierno del Presidente Andrés Pastrana para iniciar una negociación "están en un punto muerto. Ni avanza ni retrocede", explicó.

El ELN, la segunda guerrilla en importancia del país, con unos 4.500 combatientes, acordó con Pastrana iniciar el diálogo en una zona desmilitarizada del sur de Bolívar. Pero la decisión no se ha podido llevar a cabo debido a la oposición de los pobladores y autoridades de la región, quienes argumentan temer a la violencia que sería desatada por el grupo guerrillero.

Jefe Rebelde Procesado
Por Narcotráfico

Las múltiples denuncias hechas en los últimos años sobre la presunta participación de la guerrilla colombiana de las FARC en el delito de narcotráfico pasaron ayer al terreno judicial, luego de que un fiscal abriera por primera vez un proceso contra uno de los principales jefes de ese grupo en el sureste del país.

El fiscal expidió una orden de captura contra Tomás Molina, alias el Negro Acacio y comandante del frente XVI de las FARC, y contra Luis Fernando da Costa, el narcotraficante más buscado de Brasil, y quien, según el Ejército colombiano, se alió con el líder rebelde para intercambiar cocaína por armas para la guerrilla.

Las FARC, comprometidas en un proceso de paz con el gobierno, han admitido que en buena parte financian sus ataques contra el Estado y la población civil con dinero que reciben por proteger a los narcotraficantes, aunque siempre han asegurado que no participan en el lucrativo comercio de drogas.
Agencias




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales