DEPORTES

Lunes 31 de Agosto de 2009

 
La nana que no quiere más fútbol

Catalina Saavedra, la actriz ganadora del Sundance por la última película de Sebastián Silva, detesta el fútbol chileno, pero encuentra atractivo a Marcelo Bielsa. Dice ser del Wanderers, aunque lo suyo era remar en el mar.  
Aldo Schiappacasse "Es que a mí me gustan todos los deportes, menos el fútbol chileno, que me parece una lata. Veo, por ejemplo, los mundiales o los partidos internacionales, pero los de acá ya no, porque me parecen demasiado malos en la comparación. Igual mantengo el interés casi romántico por el Wanderers, porque me crié en Playa Ancha y toda mi familia era de los porteños", dice Catalina Saavedra, la celebrada actriz que volvió del prestigioso Sundance con el premio a mejor protagonista bajo el brazo por su rol en "La Nana".

-¿La cosa no cambia ni con Bielsa siquiera?

"Ah, es que a mí me encanta Bielsa".

-¿Cómo entrenador, sus sistemas?

"No, como hombre. Encuentro que tiene su pinta, que es atractivo, aunque no lo he escuchado, pero me parece muy seductor esa cosa de esconderse, del misterio, de refugiarse en los silencios. Supe además que es muy cinéfilo, porque antes de irse a Dinamarca andaba detrás de una copia de "La Nana".

-¿Se la dieron?

"¡Cómo se te ocurre! La película ni siquiera se había estrenado y con una copia dando vueltas el pirateo es terrible. Ni porque era Bielsa. Igual quisiera aclarar que hay cosas del fútbol que me desagradan mucho".

-¿Cómo cuáles?

"Es que se gasta tanta plata en contrataciones y en el fútbol mismo que me parece agresivo hacia los países donde la pobreza es terrible. Eso pasa en todos lados, porque hay que decir que también hay actores que no merecen ganar tanto, pero el problema de la desigualdad en el ingreso es un mal en Chile, en el mundo y en todas las áreas, pero me parece más agresivo y latente en el fútbol".

-¿Te gusta practicar deportes?

"Yo fui muy buena para los deportes hasta que entré a la Escuela de Teatro. Hacía mucho atletismo y también, como vivía en Valparaíso, practiqué boga, pero se consideraba que era un deporte muy masculino y terminaron por echarnos. De la natación conservo las piernas, que desarrollé mucho".

-Pero la gente de teatro desprecia el deporte. Los "cabezas de músculo", que les dicen...

"Pero igual se hacen ejercicios en la escuela. Le llaman los trainings y son para tener control sobre el cuerpo y para poder desarrollar los movimientos sobre el escenario. Muchas obras requieren de gran esfuerzo físico y otras de plasticidad, pero hay que tener una relación con el cuerpo muy equilibrada".

-¿Tenías ídolos deportivos cuando niña?

"No que recuerde. Igual veía mucho la gimnasia olímpica, que es muy bonita. Y ahora, cuando me toca en la tele ver gimnasia, o patinaje o esquí me quedo pegada. Los Juegos de Invierno son increíbles, con esos tipos que saltan en esquís. ¿Cómo no se matan?".

-Y así como cuando niña te transmitieron la pasión por el Wanderers, ahora te topas con fanáticos del fútbol...

"Sí pues. Tengo un hermano que es muy futbolero y un cuñado fue vital para transformar a mi hijo en un fanático de la U, con todo lo que eso significa. Así es que, aunque no me guste, estoy atrapada en las redes del fútbol".

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<strong>Catalina Saavedra en el rol</strong> que le ha dado reconocimiento, tanto a nivel local como internacional.
Catalina Saavedra en el rol que le ha dado reconocimiento, tanto a nivel local como internacional.
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales