PÁGINA DEL LECTOR

Lunes 2 de Mayo de 2005

Radioaficionados:
Ayuda y amigos en el aire

Comunicarse por radio es muy distinto y más apasionante que hacerlo por otros medios, y no más caro.

MARCO DEVOTO

¿A qué dedica uno su tiempo libre? ¿A ver televisión, los amigos, leer, maestrear, hacer el aseo, pintar, pasear...? ¿Tal vez navegar por la web o chatear? Esto último suena parecido a comunicarse desde la casa por radio con decenas o cientos de personas de todo el mundo, incluso si hablan otros idiomas. Pero no es lo mismo, afirman los más de 6 mil radioaficionados del país.

Aunque parezca raro, lo de ellos es bastante más social, ya que cuando ocurre una catástrofe que deja a millones sin comunicación, o donde no hay teléfono ni internet, son los primeros en conseguir enlaces que pueden resultar vitales, como solicitar ayuda o coordinar el envío de un medicamento, ya que los equipos consumen bastante poca energía y cuentan con baterías de respaldo. Pero lo habitual es hacerse de amigos dentro de esta actividad en que el escenario es la lejanía entre unos y otros y las ondas electromagnéticas.

Lo del idioma no es tanto problema, ya que quienes se comunican por radio tienen principalmente el glosario "Q", serie de unos 200 grupos de tres letras que empiezan precisamente con la letra Q para ahorrar tiempo, aunque son sólo una treintena los usados entre radioaficionados, y de entre ellos QSL, necesario para dar el pase al otro o confirmar la recepción de un mensaje. Pese a su antigüedad, éste más que pasatiempo, según sus seguidores, ha ido incorporando diversos avances tecnológicos e interconectándose a celulares, internet, transmisión de imágenes vía satélite y televisión.

La gracia de "coleccionar" amigos chilenos o extranjeros se debe comprobar, lo que se logra mediante una confirmación QSL en la forma de una tarjeta similar a las postales que envía el contactado. Tan importante es la cooperación que prestan los radioaficionados que la ONU autorizó el uso de algunas frecuencias radiales sólo para ellos.

Pero para ser serio no es cosa de llegar y comprar cualquier equipo e instalar una antena en el techo de la casa o del edificio.

Requisitos

Hay que dirigirse a la Subsecretaría de Telecomunicaciones, donde tras rendir un examen se recibe un permiso que va desde aspirante a superior, pasando por novicio A y B y general, diferenciándose por las frecuencias que se pueden sintonizar, edad del aficionado y antecedentes. Se puede ser pirata, pero si se es descubierto, y puede ocurrir, uno se hace acreedor a multas.

Para prepararse, la Federación de Radioaficionados de Chile tiene en su página web copia de los exámenes. Sobre equipos, componentes, cristales y precios, se puede buscar en el Portal de los Radioaficionados. Para guía y orientaciones sobre armado y mejoría de equipos está el Club de Radioaficionados de Chile, lo que en todo caso no es difícil, por lo que también los niños pueden ser radioaficionados.

En cuanto a precios, un equipo base nuevo con sistema HF, de largo alcance, sale entre 400 y 500 mil pesos, pero los hay usados por bastante menos.

EN INTERNET

www.federachi.cl
www.ce3aa.cl
www.qso.cl

Código el aire

Los radioaficionados deben usar su equipo sin molestar a los demás. Hay temas, como política y religión, que están excluidos. Se debe ser amistoso, paciente y leal, cooperando con los colegas y entidades que los agrupan. Deben mantener al día su equipo, pero la actividad no debe interferir ni distraer de los demás deberes de la vida diaria. Por último, implica patriotismo, sirviendo al país y a la comunidad.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Este pasatiempo permite, si el equipo da para ello, hacerse de amistades hasta desde el otro lado del mundo.
Este pasatiempo permite, si el equipo da para ello, hacerse de amistades hasta desde el otro lado del mundo.
Foto:FOTOBANCO
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales