VIDA Y SALUD

Martes 2 de Septiembre de 2008

Accidente de alumnas del Colegio Cumbres en el norte:
Médicos discrepan sobre el efecto de la altura en la tragedia

Para el doctor Mauricio Purto, un descenso brusco puede afectar la motricidad de un conductor. Pero su postura no es unánime.

MANUEL FERNÁNDEZ BOLVARÁN

En una carta publicada ayer por este diario, el médico y montañista Mauricio Purto sugiere que la altura puede haber sido, de manera directa o indirecta, una de las variables que estuvieron detrás de la tragedia del Colegio Cumbres.

De hecho, la fiscalía ariqueña que investiga el accidente no descarta que la defensa del conductor del bus argumente que los efectos fisiológicos de la altura pudieron causar la tragedia, ocurrida cuando el grupo de estudiantes descendía desde el lago Chungará (4.570 metros sobre el nivel del mar) hacia Arica.

Entre los especialistas, el tema desata visiones encontradas. En su carta, Purto sostiene que el ascender hasta esa altitud en menos de 24 horas puede provocar el mal de altura (puna), con efectos que van desde dolor de cabeza hasta un edema cerebral. Ello producto de la exposición a un ambiente que tiene la mitad de oxígeno que a nivel del mar.

¿Hiperoxia?

Pero Sebastián Irarrázaval, médico de expedición que ha protagonizado ascensos a los Himalaya, aclara que "en un ascenso gradual como este, los efectos agudos significativos de la falta de oxígeno (hipoxia) empiezan a aparecer generalmente a partir de las 12 horas de exposición sobre los 3 mil m.s.n.m. De hecho, las enfermedades de altura se manifiestan con mayor frecuencia al segundo o tercer día. En este caso, el tiempo de exposición fue mucho menor".

El doctor Purto también argumenta que un descenso brusco desde Chungará, como el que hizo el bus, puede producir una hiperoxia, con síntomas "que van desde la euforia, elación a somnolencia con diversos grados de narcosis". Incluso alerta sobre el riesgo de accidentes que esto puede significar, pues un descenso violento puede afectar la ejecución de "maniobras que requieren somatoestesia, coordinación gruesa y fina".

Irarrázaval lo descarta. Explica que la hiperoxia (o toxicidad por oxígeno) sólo se da con presiones atmosféricas o parciales de oxígeno aumentadas: "Sólo se describe en situaciones específicas de buceo, aviación o uso de cámara hiperbárica. La hiperoxia no ocurre en una persona que respira oxígeno ambiental".

Añade que "si hubiera riesgo en un descenso brusco, no podrían practicarse deportes de vuelo sin presurización, paracaidismo ni parapente, ya que esas personas no tendrían la motricidad para maniobrar".

No obstante, el doctor de la U. de Chile y director del Centro Internacional de Estudios Andinos de ese plantel, Claus Behn, señala que el efecto fisiológico de la altura no debe descartarse de plano.

"Al descender y reoxigenarse el organismo, hay un aumento de los radicales libres, que son sustancias derivadas del oxígeno, pero más tóxicas y reactivas. Eso puede generar problemas como tendencia a la somnolencia, estados de euforia, descontrol, que pueden distraer a la persona de la conducción", explica, aunque plantea que la intolerancia a la altura es muy variable de persona en persona.

Irarrázaval es enfático: "Si la fiscalía determina que el chofer conducía a exceso de velocidad, eso, con alta seguridad, es independiente de los efectos de la altura".


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
En la carretera CH 11, que une Arica con La Paz, se pusieron barreras de contención en 2007 tras un accidente que afectó a turistas.
En la carretera CH 11, que une Arica con La Paz, se pusieron barreras de contención en 2007 tras un accidente que afectó a turistas.
Foto:FRANCISCO MANRIQUEZ
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales