DEPORTES

Domingo 16 de Junio de 2002


La nueva apuesta de la Polla Gol

La Polla Chilena de Beneficencia quiere impulsar una modificación a la ley para adaptar a la realidad criolla el concurso de moda en Europa. Será un sistema de apuestas futbolísticas, que reemplaza el actual pozo colectivo por uno de pronósticos con ponderaciones. Y anticipa que quiere tenerlo en funcionamiento, a más tardar, el próximo año.
Aldo Schiappacasse

Queremos relanzar la Polla Gol, pero bajos esquemas distintos. En el mundo ha surgido un nuevo tipo de juegos de pronósticos deportivos, que ha resultado muy exitoso en Europa y que está basado en el estudio y análisis previo de los partidos. Ése es el gran atractivo, porque marca la diferencia con los concursos de azar numérico. El apostador entiende que, en el formato que proponemos, su conocimiento, su grado de información y su experticia en el tema le favorecen la opción de acceder a un premio, dice Santiago González, el gerente general de Polla Chilena de Beneficencia, entusiasmado con la posibilidad de reflotar el sistema de pronósticos.

Hijo del relator deportivo y senador de la República Carlos González Márquez, al máximo ejecutivo de la Polla lo que más le entusiasma es reactivar un sistema de apuestas que tiende al debate y a la comparación de datos. Cuando estuvimos en Europa estudiando el tema, descubrimos que en los locales de venta instalan mesas, hasta donde llegan los hinchas a comparar información. Se trata de ganar apelando a los conocimientos, y eso es muy entretenido. En Grecia se recaudan anualmente mil millones de dólares, y eso que se trata de un país de diez millones de habitantes, sostiene González, instalado en su oficina en el centro de Santiago.

Para implementar el nuevo juego hay que modificar la ley actual, por lo que tenemos que acudir al Congreso. Lo haremos con un argumento muy sólido: los juegos de azar mueven hoy en Chile cinco mil millones de pesos mensuales, de los cuales cuatro millones, ¡apenas cuatro!, corresponden a la Polla Gol. Hoy es complicado y poco rentable jugar, pese al aumento importante que ha tenido el mercado en el país. Incorporar un nuevo juego, de mecánica probada en el extranjero, podría ser tremendamente exitoso.

- ¿Cuál es el principio en que se sustentará el nuevo concurso?

Hemos estudiado una fórmula alternativa a los juegos de pozo, que están decayendo en el extranjero, para aplicar un sistema de apuestas fijas. Habrá una planilla de cuarenta partidos nacionales e internacionales, donde se podrá apostar a un mínimo de cuatro y a un máximo de cuarenta. Cada encuentro fijará probabilidades matemáticas para las alternativas de local, empate o visita, que determinarán el monto del premio.

- ¿Podría ejemplificarlo?

Claro. Por ejemplo, el partido Chile-Venezuela por las eliminatorias fue incorporado a la cartilla griega. El triunfo de Chile se pagaba 1,30 veces; el empate, cuatro veces; y la victoria de los venezolanos entregaba siete veces el monto apostado. Obviamente, todos los pronósticos apuntaban a Chile, pero aquella vez perdió. Para ganar habrá que acertar, como mínimo, cuatro apuestas, y cada persona podrá elegir aquellos compromisos en los que crea tener más posibilidades. Obviamente, el precio de la cartilla crecerá según el número de partidos que se elijan.

- ¿Es sólo a local, empate y visita?

En los países donde se está aplicando, las posibilidades son múltiples. Es decir, se incluye además el resultado, primer y segundo tiempo y grupos de partidos. Pero creemos que las particularidades del mercado chileno nos obligarán a lanzar del esquema más básico posible, donde habrá plena libertad para elegir los encuentros a apostar, dependiendo del nivel de información que tengan los interesados. Lo relevante es que no se ganará de acuerdo a la cantidad de gente que ingresó al pozo, sino en función de lo que cada cual apuesta y las probabilidades que les asignó la empresa a los equipos.

- ¿Sólo habrá fútbol?

Inicialmente, sí. Sin embargo, creemos que es interesante que la legislación incluya además deportes olímpicos y automovilismo para contemplarlos luego, cuando el sistema evolucione. Si hay gran revuelo por una carrera de Fórmula Uno o con Roland Garros, ¿por qué no abrir la cartilla a esos eventos?.

- Hay un ingrediente que es totalmente nuevo y diferenciador en este juego: la ponderación que se le otorga a cada equipo, que no tiene que ver, como en la hípica, con la cantidad de apuestas, sino con una evaluación técnica. ¿Cómo la harán?

Es uno de los temas más importantes y que con mayor prolijidad hemos investigado, ya que la empresa requiere tener un equipo de especialistas deportivos que asignarán, de acuerdo a las condiciones de los planteles, los jugadores y las situaciones coyunturales, las probabilidades de cada elenco. Allí radica el éxito del juego, no sólo para calcular adecuadamente las ponderaciones, sino para que la empresa no pierda. Recuerden que el premio no se paga por el pozo, sino por las ponderaciones establecidas, lo que nos obliga además a tomar reaseguros cuando corresponda. Los expertos deben evaluar cada detalle minuciosamente para, en definitiva, saber más que el apostador.

- ¿El manejo de la información en línea les permitirá detectar situaciones sospechosas, por ejemplo? Porque si un equipo que paga ocho veces a ganador ha sido jugado en cifras increíbles, podría significar un desfalco para el sistema y un soborno casi seguro...

Por supuesto. Si se apuestan cantidades inusuales a una alternativa, el sistema nos alerta. Por ejemplo, si alguien coloca cinco millones de pesos en una cartilla, tenemos que ser capaces de saber si hay información privilegiada o sospechosa, que pudiera significar un cambio en las ponderaciones. Le pondré un ejemplo extremo: si a un equipo se le mueren todos los delanteros el día previo a un partido, tendremos la posibilidad de eliminarlo de las apuestas, por considerar que hay un evento que altera las condiciones normales de juego. Eso, obviamente, sólo se podrá hacer en la fase anterior a las apuestas. Una vez que el encuentro está jugado, no hay nada que hacer.

- ¿Podrá jugarse por internet?

Los sistemas de loterías por internet en el mundo están recién partiendo y sus niveles de ventas son muy bajos. Pero en un futuro cercano se desarrollará mucho para este tipo de pronósticos, por ejemplo, que se pueden hacer desde las casas, donde se recolecta la información.

El impulso

- Considerando las bajas recaudaciones de la Polla Gol, ¿tienen fe en que el trámite parlamentario será expedito?

Por supuesto. Actualmente, hay muchos parlamentarios que saben y entienden de fútbol, quienes comprenderán que no tiene sentido mantener el actual formato. Además, si el nuevo juego resulta ser un éxito, los porcentajes que percibirá la actividad a través del Instituto Nacional de Deportes (Chiledeportes) serán muy superiores a los actuales.

- ¿Le cambiarán el nombre?

Creo que no sería necesario. La Polla Gol está muy internalizada aún en el mercado y sólo habría que evaluar si le ponemos algún agregado o complemento.

- Durante algún tiempo, los dirigentes de la ANFP pensaron muy seriamente en administrar por cuenta propia el concurso de pronósticos, con el afán de reflotarlo y aprovechar eventuales beneficios. ¿Se lo plantearon a ustedes directamente?

La gente del fútbol vino a hablar con nosotros hace unos ocho meses. Les dijimos entonces que estábamos analizando la posibilidad de modificar el juego, pero no nos plantearon la alternativa que usted menciona. La administración de un juego de azar requiere de varios factores imprescindibles, porque es muy compleja. De partida, hay un tema técnico con la captura de las apuestas en línea, y la única empresa que lo posee en Chile es la Polla, con dos mil terminales, a un costo de 20 millones de dólares. Y, además, está la fe pública, para que el público sepa que entregará su dinero a una empresa que tendrá las salvaguardas necesarias para responder adecuadamente.

- ¿Cómo impulsarán el trámite legislativo?

Creemos que el Instituto Nacional de Deportes debería tener un papel muy activo, además del Ministerio de Hacienda, por supuesto.

- ¿Habrá alguna petición formal para el fútbol chileno?

Es que este juego no funcionaría sólo con el fútbol chileno. Hay que agregarle el condimento de otras ligas. La petición, en todo caso, es que el torneo criollo tenga rigurosidad para el cumplimiento de los programas. En el nuevo juego no habrá tómbolas, y el partido que no se juega, simplemente, será eliminado. Y, por supuesto, que el espectáculo sea atractivo, que es la base fundamental de todo juego. Los campeonatos deben entenderse universalmente, ser simples y cumplir con las bases.

- ¿Se han establecido un plazo para echar a andar la iniciativa?

Depende mucho del trámite legislativo, pero el ideal sería que estuviera en marcha a mediados del próximo año. El 23 de agosto parte nuestro nuevo sistema de capturas en línea, y a partir de entonces ya faltará sólo la decisión para impulsar el nuevo juego.

El colapso del actual sistema

Creada con el fin de entregar recursos al deporte y la recreación, la Polla Gol nació en abril de 1976 y fue el primer juego de pronósticos del país. Compitiendo sólo con los boletos clásicos de Polla y Lotería, y con 600 puntos de venta en el país, el sistema llegó a una venta promedio de 1.240 millones de pesos semanales (actualizados a la moneda de 2000), entre 1976 y 1979.

En 1989 comenzó una drástica baja. Actualmente, sus ventas no superan los cuatro millones de pesos mensuales y los premios a los ganadores apenas se empinan a los 300 mil. La aparición de otros juegos de azar, el bajo porcentaje destinado a los aciertos (28% de los ingresos) y la pérdida de interés del público en el fútbol, significaron el colapso del sistema, que no logró revertirse con las modificaciones introducidas en 1995, que bajó a diez partidos y entrega estímulos por marcador exacto.

La Polla Gol es el único juego de azar que se rige con ley propia en Chile (D.L. Nº1298, del 26 de diciembre de 1975), por lo que su cambio o sustitución debe pasar por el trámite parlamentario.

Esa misma baja en los ingresos ha significado que los porcentajes de aporte de la Polla Gol para el Instituto Nacional de Deportes (Chiledeportes, que percibe el 36 por ciento bruto de las recaudaciones), la ANFP y los clubes de fútbol sean hoy insignificantes. Aun así, sigue siendo el sistema de juegos de azar, a través del Loto, La Pirámide y el Toto 3, el que financia el 20 por ciento del presupuesto de la oficina estatal, con unos siete mil millones de pesos anuales, aproximadamente.

Los dirigentes del balompié ya fueron informados de los intentos de modificación del concurso de pronósticos deportivos, en el cual, para aumentar los premios y acercarlos al 50 por ciento de lo recaudado (como sucede con los otros juegos), deberán disminuir los porcentajes que hoy entrega a la actividad. De todas maneras, y si se cumplen los cálculos presupuestados por la Polla Chilena de Beneficencia, éstos serán mucho mayores que las ínfimas sumas que hoy entrega la Polla Gol.




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
SANTIAGO GONZÁLEZ, gerente general de Polla Chilena de Beneficencia, cree que el nuevo sistema podría estar funcionando a mediados de 2003.
SANTIAGO GONZÁLEZ, gerente general de Polla Chilena de Beneficencia, cree que el nuevo sistema podría estar funcionando a mediados de 2003.
Foto:Héctor Yáñez


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales