VIDA CIENCIA TECNOLOGÍA

Sábado 28 de Marzo de 2009

El 30% de los usuarios chilenos de Fotolog sube este tipo de imágenes:
La moda de subir a la web fotos con poca ropa enfrenta a la justicia

En Estados Unidos hay al menos cuatro juicios en curso y una adolescente presa. En Chile se quiere fomentar la autorregulación.
GABRIELA BADE

Tomarse autorretratos con poca ropa o desnudo y distribuirlos a través de alguna plataforma digital está dejando de ser un juego. A tal punto, que ayer en Estados Unidos una niña de 14 años que publicó 30 desnudos suyos en myspace fue arrestada por el cargo de pornografía infantil.

Este el último caso judicial en el que se combinan adolescentes, sexo y nuevas tecnologías; desde 2007 que existen varias causas en ese país de esta misma naturaleza.

Una de las más populares es la que se sigue contra Marissa Miller, una porrista de 15 años de un colegio en Pennsylvania. Sus fotos semidesnuda circularon por los teléfonos celulares de todos sus compañeros de colegio y por eso hoy también es acusada de pornografía infantil.

Sus padres reclaman que ella no se retrató con ese objetivo, sino que fue su ex novio, el destinatario original de las fotos, quien las reenvió a toda la comunidad y expuso a su hija al escarnio público.

El sexting

Esa vulneración a la confianza es el principio del sexting, según explica Esteban Maldonado, subcomisario de la Brigada del Cibercrimen de la Policía de Investigaciones de Chile. "La polola mandó su foto con una intención, pero cuando el ex se la reenvía a todo el mundo, parte la diseminación digital, que es una bola de nieve que no puedes parar".

Sexting -palabra que nace de una contracción entre sex y texting- es una práctica que comenzó asociada a mensajes de texto eróticos enviados por celular. Cuando éstos se reenvían a otros destinatarios se configura el sexting, que es tan condenado como el grooming o el ciberbullying, y que en Estados Unidos se persigue con las mismas normas que la pornografía infantil. "En rigor, si un adolescente se toma una foto desnudo y la distribuye, eso es pornografía infantil", dice Maldonado.

Lo que preocupa es "si los adolescentes están conscientes de que sus actos virtuales tienen consecuencias reales", como lo advierte Miguel Arias, psicólogo de la Universidad Central.

En Estados Unidos, una niña de 16 años se suicidó el año pasado como consecuencia de sexting.

En Chile todavía no se conoce un caso de este tipo, pero existen ciertos datos que hay que tener en cuenta. La revisión de 2.020 cuentas de fotolog que realizó la consultora Divergente en 2007 arrojó que entre un 17 y un 34% de las páginas contenían imágenes eróticas.

A fines de 2008, la misma empresa hizo otro sondeo, esta vez en un colegio santiaguino, y se encontró con que el 28,5% de los adolescentes reconoció haber compartido en red imágenes de jóvenes semidesnudos.

"Esto debería asumirse como un tema del que se debe hablar, porque es necesario promover conductas de protección y de autorregulación", opina Arias, quien es también el director de Divergente.

Demasiado ego

La moda de mostrarse lo más sensual y atractivo posible en internet no cede. "Hay una onda de exhibirse, porque crece tu ego cuando recibes posteos de todos lados comentando tu foto", dice Cristián, quien se toma imágenes semidesnudo dos veces por año.

Y si es por exhibirse, los datos una vez más ponen a Chile a la cabeza del fenómeno: es el país con más cuentas de Fotolog en Sudamérica. Una posición que, en parte, se explica porque un usuario suele tener tres cuentas.

Claro que los muy osados no pasan la prueba de la censura: en Fotolog y Facebook se puede denunciar cuando un usuario cree que una foto es inapropiada y ellos la bajan.

La ley local

Fenómenos nuevos como el sexting ponen a prueba al sistema legal. "Esto es un llamado muy fuerte al mundo del Derecho para que provea mecanismos de control", dice Esteban Maldonado, de la PDI.

Cuatro herramientas para reducir los riesgos en internet

Cuidar la intimidad

Una vez que se envía una foto o video íntimo a la web, potencialmente lo puede ver todo el mundo. "Renunciar a la intimidad es un gran riesgo", dice Esteban Maldonado, de la brigada del Cibercrimen. Antes de subir cualquier contenido hay que pensarlo muy bien.

No confiar

La comunicación virtual tiene el riesgo de que no se sabe quién está al otro lado del computador. Los seudónimos pueden esconder a acosadores. Es bueno que los niños no confíen de buenas a primeras y no entreguen su identidad.

Internet no es niñera

Los computadores ni ningún dispositivo de intercambio electrónico pueden hacerse cargo del cuidado de los hijos. "Eso es trabajo de los papás. Ellos tienen que preocuparse por controlar lo que ellos hacen en internet", dice Esteban Maldonado.

Orientación en línea

Hay al menos dos páginas web que contienen información y orientación para padres: www.alertaweb.cl y www.vtrinternetsegura.cl. Además, la PDI recibe todas las dudas de la ciudadanía sobre este tema en el correo consultas@cibercrimen.cl


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Marissa Miller (15), una porrista de Pennsylvania, fue
Marissa Miller (15), una porrista de Pennsylvania, fue "víctima" de sexting y es acusada de pornografía infantil.
Foto:NY TIMES


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales