ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Lunes 1 de Septiembre de 2008

Firma ligada a la familia Flores ya está en Venezuela y entrará a Colombia
Topitop: el retailer peruano que se internacionaliza liderado por un chileno

Julio Contreras hizo carrera por 22 años en Falabella, y fue uno de los gestores del arribo de la empresa a Perú. Ahora dirige los destinos de esta cadena local.

AZUCENA GONZÁLEZ SAN MARTÍN

Julio Contreras trabajó 22 años en Falabella, 12 de ellos en Perú, desde el mismo arribo de este grupo al vecino país. Y hoy es la cara visible de Topitop, una de las cadenas de retail peruanas más grandes de ese país, que compite mano a mano con los chilenos presentes en ese mercado, como Falabella y Ripley. Topitop -liderada por este chileno, el hombre de confianza de los cinco hermanos Flores, propietarios de la compañía- está desarrollando un agresivo plan de internacionalización que los está haciendo aterrizar en Colombia.

Ésta es una compañía con dos divisiones de negocios: una industrial, como productora de textiles, y otra de retail, al que los Flores derivaron como un negocio complementario hace unos ocho años, para darles salida a los excedentes de producción generados en los rigurosos contratos que tienen con las multinacionales (ver recuadro). En su división comercial, a cargo de Contreras, cuenta con una red de 36 tiendas en Perú y ventas por US$ 85 millones.

Del sur a Saga

Julio Contreras es oriundo de Concepción; estudió allí ingeniería comercial, y, tras su egreso, lo contrató Falabella como asistente de gerencia de la zona. Después de cinco años, tomó a su cargo el desarrollo de la zona sur de la multitienda, hasta que en 1994 fue trasladado a Santiago para formar parte del proyecto Plaza Oeste.

"Allí surge el proyecto Perú y me ofrecen la oportunidad de venirme con Juan Pablo Montero (hoy gerente general de retail del grupo)", dice sobre la llegada de Falabella a ese país en 1995 con la compra de la tienda Saga. Asumió como gerente comercial. Falabella se expandió a provincias, se lanzó CMR y luego vinieron Tottus y Sodimac.

En junio de 2006 coincidió con Aquilino Flores en un curso de posgrado de la Universidad de Piura. Flores le ofreció la gerencia general de su proyecto retail. Hacía dos meses, había llegado a Topitop otro chileno: Claudio Abumohor, ex gerente de Ellus y actual gerente de desarrollo de productos de la peruana.

"Mi idea fue profesionalizar esta empresa, prepararnos para afrontar esta gran expansión de los retailers que venían con todo, y teníamos que darle modernidad y velocidad al negocio. Estamos corriendo", cuenta. Cuando llegó, había seis tiendas en Venezuela, pese a que otros actores salían. "Optamos por ir a un tercer mercado en nuestro plan de crecimiento. Nuestro objetivo es una empresa regional", resume Contreras. Topitop hoy suma 22 tiendas en Venezuela, con ventas por US$ 190 millones bajo las marcas Pima y Topitop. Este jueves 4 debutará en Colombia, con la apertura de dos tiendas en los centros comerciales Ayuelos y Alta Vista, en un plan que considera desembarcar con 20 locales entre 2009 y 2010, abarcando Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla.

La meta actual es México, y pueden abrirse otras oportunidades. "Si un centro comercial en Chile nos ofrece buenas condiciones, aseguro que vamos a llegar. Acá en Perú podemos competir con Falabella y Ripley", remarca.

-¿Buscan transformarse en tienda por departamentos?

"El objetivo no es ése, pero es el camino natural. La pregunta es cuándo lo vamos a hacer".

-¿Cómo afrontarán la competencia de nuevos retailers chilenos?

"Antes los centros comerciales no nos querían tanto, y no ha sido muy fácil la expansión. Hoy, convertidos en una empresa con una nueva organización, ya nos abrieron todas las puertas, incluso aquellas en que son socios Falabella y Ripley, como Aventura Plaza. Estamos en todos los Real Plaza (grupo Interbank). En Perú, nuestro plan es tener 5 a 6 tiendas por año en crecimiento. El segundo semestre vamos a abrir 5 tiendas. Nuestro objetivo es estar en todos los centros comerciales".

¿A CHILE?

> TOPITOP llegaría al país si un centro comercial le ofrece buenas condiciones.

>> "Los mejores para hacer top"

La historia familiar cuenta que el nombre Topitop deriva de top and top, o sea, "los mejores para hacer top", un juego de palabras surgido tras una vertiginosa carrera de los hermanos Flores.

Nacidos en Huancavélica -a 4.300 metros de altura, en una zona de habla quechua-, Manuel y Aquilino Flores, los dos mayores de los cinco hermanos, se vieron obligados a emigrar a Lima para sobrevivir, tras fallecer su padre. Mientras Manuel se empleó en un taller mecánico de textiles, Aquilino se dedicó a lavar autos en los estacionamientos. Un cliente le encargó "polos" -como les llaman a las poleras en Perú- para que las vendiera en Gamarra, una tradicional zona comercial informal.

Aquilino se hizo vendedor ambulante y con sus ahorros empezó él mismo a fabricar las prendas junto a sus hermanos, hasta que los contactó una firma canadiense para exportar.

Hoy, Topitop en su división industrial tiene exportaciones por US$ 124 millones y es proveedora de empresas como GAP, Banana Republic, Abercrombie, Hollister y Zara en Europa.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
El chileno Julio Contreras resume la vocación de la empresa:
El chileno Julio Contreras resume la vocación de la empresa: "Nuestro objetivo es una empresa regional".
Foto:EL COMERCIO DE LIMA
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales