VIDA Y SALUD

Martes 20 de Noviembre de 2007

La V Encuesta Nacional de Juventud incluye a quienes tienen entre 15 y 29 años:
La principal inquietud del joven chileno es su dificultad para encontrar empleo

Si se les pregunta por lo que ellos creen que aproblema a la juventud en general, dicen que es el exceso de alcohol y drogas.
PAMELA ELGUEDA T.

Para el 44,5% de los jóvenes chilenos, el principal problema que enfrenta la juventud nacional es el consumo excesivo de alcohol y drogas, y en segundo lugar, con el 34,2% de las menciones, la falta de oportunidades para acceder al trabajo.

Así lo muestra la V Encuesta Nacional de Juventud, presentada ayer por el director del Injuv, Juan Eduardo Faúndez.

El sondeo fue aplicado a 6.345 personas, de ambos sexos, residentes de todas las regiones del país, tanto de sectores urbanos como rurales y con edades que fluctúan entre los 15 y los 29 años.

La visión de los jóvenes acerca de sus pares es distinta respecto de la que tienen sobre sí mismos. Esto, porque cuando se les pregunta por su situación personal, el 19,3% menciona como su principal problema las dificultades que vive diariamente para conseguir un empleo y sólo en décimo lugar, con el 4,1% de las menciones, aparece el exceso de alcohol y drogas.

"Esa visión que ellos tienen de la 'juventud' está muy permeada por el discurso de los medios de comunicación, que relaciona a los jóvenes con el tema de seguridad ciudadana y la violencia", opina el sociólogo Raúl Zarzuri, director del Centro de Estudios Socioculturales (Cesc).

Pero cuando les preguntan por ellos, como seres individuales, "aparecen otros temas como los más importantes, y el de la droga como algo secundario, quizás porque no lo ven como un problema central en sus propias vidas".

Sin contrato

Esta inquietud por las oportunidades de trabajo tiene una clara asociación con las posibilidades de ingresar a la educación superior. Por ejemplo, el 24,3% de quienes tienen sólo estudios secundarios dice que no puede aspirar a nada o a muy pocas cosas debido al nivel educacional que posee.

Respecto de la búsqueda de trabajo, el 34,5% dice que tiene actualmente un empleo y el 21% afirma que está buscando, pero sin éxito. Y al hablar de su primer trabajo, el 23,1% dice que no tenía contrato de trabajo, cifra que es del 22,5% en los jóvenes de 25 a 29 años.

Eso coincide con lo revelado por la Encuesta Bicentenario, de la U. Católica y Adimark, donde se ve que para el 60% de los chilenos el principal problema que viven en sus barrios son "los jóvenes dando vuelta por las calles sin hacer nada".

"A nivel mundial se observa que el desempleo juvenil es el doble que el general. Y las iniciativas para ayudar, sobre todo a los jóvenes de menos recursos, deben involucrar no sólo al Estado, sino también a los privados", sentencia el director del Injuv.

En este mismo tema, también llama la atención que el 53,5% de los encuestados diga que su primer trabajo remunerado no tenía ninguna relación con sus estudios. Un tema que a los 15 o 20 años puede no tener relevancia, pero que sí es importante a los 25. De hecho, el 49,3% de los entrevistados de entre 25 y 29 años dijo que esa relación no existió, cifra que se eleva al 62,4% en el caso de los jóvenes de nivel socioeconómico más bajo.

"Eso demuestra uno de los grandes fracasos de la educación superior: independiente del nivel socioeconómico, debiéramos esperar que las personas trabajen en aquello para lo cual están siendo capacitadas, y no en cualquier cosa", opina el investigador Mario Sandoval, doctor en Sociología y académico de la U. Cardenal Silva Henríquez.

"Además -agrega-, muestra algo que hemos visto en otros estudios: la influencia que tiene el capital cultural de la familia; es decir, su nivel de relaciones sociales y de contactos".

Tiempo en familia

Otro tema en el que exploró la encuesta fue la sexualidad de los jóvenes chilenos.

Llama la atención que los jóvenes de niveles socioeconómicos más altos comienzan su vida sexual más tarde que los de niveles más bajos: 18,13 años los del ABC1, y 16,64 los del D.

"Creo que la diferencia está dada por el proyecto de vida que tienen los jóvenes. Los del ABC1 piensan estudiar y se proyectan como futuros profesionales, e incluso retardan la formación de la familia propia. Los de los niveles más bajos no tienen un proyecto de vida tan claro, y tienen hijos antes", dice Sandoval.

Donde no hay diferencias es en la valoración de la familia. En todos los grupos socioeconómicos y tramos de edad, más del 83% dice pasar su tiempo libre con sus parientes.

RECHAZO

AL 69,5% de los encuestados no le gustaría tener como vecino a un neonazi.
EL 21,1% dijo que no le gustaría vivir al lado de una persona homosexual.
EL 17,6% dijo que se ha sentido discriminado por ser estudiante.

EN INTERNET

Encuesta en Emol: www.emol.com/noticias/documentos/pdfs/V_encuesta_prensa_noviembre.pdf




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir

  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales