NACIONAL

Sábado 1 de Octubre de 2005

Ministro Francisco Vidal enjuicia el debate político sobre la delincuencia:
Gobierno busca unidad; Lavín, la división

Titular de Interior hace notar contraste entre colaboración de parlamentarios opositores y actitud de sus presidenciables.

CLAUDIO SALINAS

Con el talante complaciente que lo singulariza, el ministro de Interior, Francisco Vidal, hace un balance más que positivo de la marcha de la agenda de seguridad ciudadana del Gobierno y arremete contra Joaquín Lavín porque, a su juicio, sólo utiliza el tema como arma electoral distanciándose de la actitud constructiva de sus propios parlamentarios en este campo.

-De partida, ministro, el tema de la delincuencia es pura pérdida para el Gobierno desde el punto de vista político y comunicacional.

"No. En los estudios de opinión si uno comparaba los atributos de la Concertación y la derecha hace cuatro o cinco años ésta aparecía insuperable en el manejo de la seguridad ciudadana versus una Concertación débil. Eso ha ido cambiando. De hecho, en la última encuesta CEP están en empate. O sea, hay un proceso de valoración de la ciudadanía de que la lucha contra la delincuencia sólo rinde en la medida que se enfrente seriamente con una política de estado y de unidad nacional".

-Según la derecha se ha actuado con mano blanda.

"Es que eso no resiste. Primero, este es un problema de todas las sociedades. Segundo, en términos relativos, Chile es un país bastante más seguro frente a otros. Tercero, la legislación y los programas de los gobiernos de la Concertación han permitido instalar en una parte significativa de la ciudadanía que la lucha contra la delincuencia es una tarea nacional y no de división. Nuestra respuesta a la campaña de Lavín y la derecha con sus consignas fáciles es una agenda de seguridad ciudadana prácticamente completa: ley de control de identidad, de hurto hormiga, de armas blancas, mejoramiento de la ley de control de armas, nueva ley de drogas, aumento de penas a quienes ataquen a efectivos de Carabineros e Investigaciones. Todo eso prácticamente aprobado por unanimidad en el parlamento. Nos reta la ley de responsabilidad penal juvenil, la llamada "reforma a la reforma" del nuevo procedimiento penal. Todo esto demuestra en los hechos que los parlamentarios de oposición entienden esto como una tarea nacional y paradójicamente su líder la entiende como una tarea de división nacional".

- ¿El problema se soluciona sólo con leyes?

"Es que además de las leyes este Gobierno ha incrementado la dotación de carabineros en un 11 por ciento: mil carabineros el 2004, mil el 2005 y otros mil el próximo año. En 1990 había 30 mil carabineros y vamos a terminar el 2005 con 40 mil. Además, junto con el mando, logramos trasladar a policías desde funciones administrativas a la calle".

-Lavín propuso recontratar policías jubilados para lo mismo.

"Esa propuesta es poco seria. Son propias del escenario electoral, porque Carabineros determinó, en un estudio con la UC, que el déficit policial en Chile es de 10 mil carabineros y fracción. Frente a eso este gobierno aumentó la dotación en un 11 por ciento. Es que hay que considerar la fase de instrucción, de preparación y construcción de infraestructura policial. No es llegar y formar carabineros. Eso es demagogia y la gente en esta materia valora la seriedad".

-Pero los policías jubilados tienen experiencia profesional.

"Lo que sucede es que las fórmulas que en general ha usado Lavín tanto en su experiencia en Las Condes como en Santiago han tenido resultados bastante deplorables. Acuérdese que los escarabajos en Las Condes tenían carabineros jubilados. No sé qué evaluación hizo el alcalde De la Maza, pero me da la impresión de que no siguieron. Pero yo no quiero entrar en ninguna polémica simplista sobre los artilugios y la pirotecnia de las medidas de seguridad de Lavín como alcalde de Santiago. Quiero agregarle que en este gobierno la infraestructura policial de vehículos ha crecido en un 29 por ciento. Está también el Plan Cuadrante, que tiene una evaluación exitosa en el objetivo de acercar a carabineros a la comunidad. El 2001 iniciamos el plan comuna segura con 12 comunas y nos propusimos terminar este año con 70 y en el presupuesto del próximo año vamos a incorporar 12 comunas más".

-No hay evaluación ni claridad sobre el buen uso de los fondos concursables de ese programa.

"El objetivo del Plan Comuna Segura es incorporar a la ciudadanía organizada para que desde su propia experiencia situacional de seguridad acceda a fondos concursables. Hay muchos alcaldes y municipios que nos demandan ser parte de Comuna Segura y de los $13 mil millones, que es el fondo de este año".

-Pero no hay evidencia de si esos recursos se están gestionando bien.

"La evaluación que he pedido y me ha sido entregada es que es un programa que cumple su objetivo esencial: incorporar a la comunidad organizada a la lucha contra la delincuencia. No sé cuántas decenas, centenares o miles de proyectos serán. No sé el detalle pero lo que más nos importa del programa es que comprometa a la ciudadanía y ésta sea un sujeto activo en la búsqueda de más seguridad".

-A pesar de todo lo que usted describe prevalece una sensación de inseguridad

"Así es, pero los estudios de victimización y los registros de denuncias de delitos de alta connotación social tienden a estabilizarse y por tanto no avalan esa percepción de inseguridad".

-¿Previeron que este tema iba a dominar la campaña?

"Si ha sido así siempre. Desde el año 90 la derecha, a través de algunos medios que son muy proclives a sus mensajes, ha venido catapultando este tema. Parece que los delincuentes empezaron a existir el año 1990".

-Lavín ha planteado iniciativas concretas como la llamada "la tercera es la vencida".

"Ese es un debate sobre el instrumento. Hay consenso en que tenemos que legislar sobre la reincidencia y entre Interior y Justicia tenemos un anteproyecto que apunta a ese asunto. Entre 1992 y 2005 la población penitenciaria prácticamente se duplicó, pasando de 20.258 a 39 mil. ¿Eso es mano blanda? No, eso es aplicación de justicia".
Indultos

-También se ha planteado que los indultos a microtraficantes constituyen otra señal de debilidad frente a la delincuencia.

"No, el indulto está en la legislación chilena, es una atribución exclusiva del Presidente, que es de ponderación en conciencia de él y en consecuencia no veo relación entre una determinada decisión presidencial en uso de sus facultades y la política general. Le recuerdo que la derecha, que hace cuestión de los indultos y las libertades condicionales, está levantando un proyecto para excarcelar a ex militares. ¿Qué es eso?".

-En la oposición se quejan de que en éste, como en otros temas, el Gobierno ha tratado de blindar a Michelle Bachelet.

"El único blindaje que tiene Michelle Bachelet es el que brinda la ciudadanía, no requiere de blindajes del Gobierno. El blindaje que importa en democracia es la adhesión ciudadana expresada en votos. A lo mejor la derecha se acostumbró a otro blindaje, el del acero".

-Piñera también acusa a la Concertación de perder por paliza en esta batalla

"Le diría que converse con su jefe político de campaña, el senador Alberto Espina, para que le cuente cómo se ha trabajado entre el Gobierno y la oposición en materias de seguridad".


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir

  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales