ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Martes 30 de Noviembre de 1999

Humo Blanco... Desormeaux

De ser ratificado por el Senado el miércoles, a partir del próximo lunes este economista de 49 años dejará de teorizar para participar en las decisiones de política monetaria. Según lo que comentan sus pares, tendrá la personalidad suficiente para hacer valer sus puntos de vista en un consejo en que su voz será de minoría.
Hasta hace un par de semanas nadie habría creído que Jorge Desormeaux tenía el traje de consejero del Banco Central en el closet, porque nunca integró las listas cortas de candidatos para el puesto.

Sólo fue evidente que también calzaba en las medidas cuando empezó a correr el rumor de que era el favorito del ministro de Hacienda, en parte porque de todos los nombres barajados era el más cercano. La relación entre ambos partió cuando Aninat le hizo ayudantía en la Universidad Católica; y se estrechó al reencontrarse en Boston, cuando Desormeaux fue a estudiar al MIT, donde Eduardo Aninat hacía su tesis en Harvard.

Ayer en la tarde, tras oficializarse el nombramiento, las reacciones de aprobación para este candidato a doctor en economía del MIT de 49 años fueron unánimes. Tanto académicos como empresarios creen que pese a ser la voz de minoría en el consejo, hará un buen papel por cuanto "es reconocidamente riguroso para elaborar proyecciones, y su buen conocimiento práctico le permite equilibrar la teoría y la realidad". Recuerdan que sus diagnósticos respecto al impacto de la crisis asiática resultaron bastante acertados.

Sus pares consideran que es sólido en la argumentación, por lo que "podrá hacerse un espacio". Destacan su conocimiento de la economía internacional.

Sus alumnos y ex alumnos de cátedras como Introducción a la Economía, a la Macroeconomía, Aspectos Monetarios del Comercio Internacional o Política Económica afirman que es un buen profesor. Siempre muy accesible a aclarar dudas, escuchar puntos de vista y recoger argumentos bien fundados.

Y sus hijos - Jorge (17), Roberto (14) y Antonia (8)- piensan que trabaja demasiado, "porque muchas veces se queda hasta pasadas las dos de la madrugada", y que es algo estricto. El reconoce una jornada de 12 horas diarias, y que viaja por lo menos cuatro veces al año a Nueva York por compromisos laborales.

Claro que ello no le impide irse los fines de semana a Las Brisas de Santo Domingo y distraerse andando en bicicleta o jugando golf. También es aficionado a ver las noticias en la televisión y los partidos de fútbol de la Universidad de Chile. Pese a que estudió en la Universidad Católica (donde fue el mejor egresado de 1973) y trabaja allí desde siempre, se declara parte de la hinchada azul, favoritismo que se explica porque a los 10 años su amigo Alejandro Schmauk lo convenció de que "la U era mejor".

Si bien políticamente algunos de sus conocidos lo definen como cercano a RN, en realidad es independiente y trata de mantenerse alejado del mundo político. Aunque ha hecho excepciones para las campañas de su esposa, la senadora Evelyn Matthei, con quien se casó en 1979.

Este vínculo indirecto con la política fue mencionado en algún momento como un punto en contra para el nombramiento de Desormeaux. Por lo mismo, ayer la senadora aclaró que ha mantenido absoluta prescindencia en todo el proceso de la elección.

Entre sus amistades más cercanas predominan los economistas, sobre todo los dedicados al área macro. Pero confiesa que a los largo de su vida sus mejores amigos han sido su único hermano y su fallecido cuñado Robert, hermano de Evelyn.

Jorge Desormeaux se autodefine como un analista que cree en la economía libre; que prefiere un Estado pequeño, pero eficaz, y está convencido que el mercado es el mejor asignador de recursos.

"No creo en el Estado empresario. Pero el Estado tiene un rol legítimo en la batalla contra la pobreza, en la regulación de los monopolios y otras externalidades, así como en la aspiración de alcanzar igualdad de oportunidades entre los chilenos", afirmó en una entrevista realizada por "Economía y Negocios" horas previas a su nominación.

Considera que el área internacional es una pieza de información indispensable para el análisis de la coyuntura doméstica, que depende en forma muy estrecha del entorno externo.

Entre sus fuentes informativas menciona diarios, revistas especializadas, publicaciones periódicas de organismos internacionales (como el FMI, la OECD, el Banco Mundial y el BID), así como estudios y análisis de los grandes bancos de inversión. También acude a Internet, "que permite reducir sensiblemente el rezago entre la aparición de un estudio y su acceso por parte de los lectores".

Tiene predilección por los comentarios de Paul Krugman, "tal vez el más insigne economista norteamericano en la actualidad". Pero aprecia igualmente los análisis de Rudi Dornbusch, Gary Becker, Jagdish Bagwati y Stanley Fischer, entre otros.

De aprobarse mañana su nombre en el Senado, el próximo lunes Desormeaux dejará de teorizar sobre las políticas del Banco Central para participar en la toma de decisiones tan trascendentes como subir o no las tasas y qué hacer con la cuenta de capitales.

Claro que por este nuevo trabajo seguramente ganará mucho menos que como asesor de cerca de 25 empresas, tanto nacionales como extranjeras, en áreas tan diversas como agricultura, minería, forestal, industria, comercio, transporte y banca. También tendrá que dejar de prestar sus asesorías al INE, la CPC, Fedefruta, el Banco Mundial y el Banco Santiago, institución con la que mantiene una larga relación como consultor externo.

Tampoco podrá disfrutar de sus flamantes oficinas en El Golf, que acaba de inaugurar como miembro de un bufete de economistas que además integranVittorio Corbo, Hans Eben, Giorgio Maschietto, Ernesto Tironi y a la que en un futuro próximo se incorporará Canio Corbo.

Por Sandra Novoa F.




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales