REPORTAJES

Domingo 2 de Marzo de 2008

Las confesiones de Francisco Vidal en uno de sus momentos más complejos:
Debo hacer un esfuerzo para modificar la forma en que expreso los contenidos de Gobierno

Ha sido blanco recurrente de las críticas opositoras desde que llegó por segunda vez a la vocería del Gobierno. Y aunque el ministro culpa de la mayor agresividad con la que es percibido a una Alianza donde impera la tesis del desalojo, reconoce que está pasando por un difícil momento personal. "Mi problema es que soy muy intenso", dice.

MAURICIO CARVALLO

Francisco Vidal Salinas se ve intranquilo, aprensivo. Viene llegando a su oficina luego de una visita al médico -muestra el parche en el brazo derecho donde le sacaron sangre-, quien descubrió que, a sus 54 años, sufre de hipertensión. Tiene que cuidarse, le recomendó, porque su trabajo es estresante. Ya había tenido estrés el año pasado, el que se había dejado caer con dolores y alteraciones estomacales.

Para que no sufra nuevos percances, el doctor le recetó tomar, en forma estricta, dos medicamentos en la mañana y dos en la tarde, bajar 10 kilos en un mes y disminuir severamente su abundante cuota de cigarrillos y café con que acompaña sus largas horas de actividad política. De las cuatro cajetillas diarias que fumaba hace unos meses, va en una y media, y debe llegar a una. En las dos horas de esta entrevista, el ministro secretario general de Gobierno dio cuenta de cuatro cigarrillos y no tomó siquiera un café chico.

Más difícil para él, el doctor le aconsejó bajar el ritmo del trabajo que ama. Una parte de él le exige estar enterado de todo al instante, difundir a la prensa el pensamiento de la Presidenta y del gobierno (mordiéndose a veces su propia opinión), y a la vez ofrecer respuestas que creen alternativas para pasar a la ofensiva ante una oposición más confrontacional.

Bajando la intensidad

-¿Por qué anda tan efervescente?

-Porque me apasionan tres cosas vinculadas: la política, la vocería y la de ser profesor. Cuando a sus colegas les explico algo, de repente me siento en una sala de clases...

-¿Y esto lo empuja a una cierta alteración de su estado emocional?

-Sí, porque cuando los alumnos no entienden hay que insistir, y uno se altera.

-¿Y sus compañeros de curso de La Moneda lo entienden?

-Todos me entienden.

A pesar de la risa con que acompaña su respuesta, se nota a primera vista que necesita un descanso curativo. Casi no tomó vacaciones, y en los días en que estuvo en Maitencillo debió citar varias veces a la prensa por el caso del general Santelices.

Había asumido el 6 de diciembre; su madre cayó hospitalizada el 4 de enero y murió el 6 de febrero. Entonces perdió el equilibrio. Tres días después declaró que "creía que estaba preparado, y no era así. Es imposible describirlo. Cuando se mueren tus padres quedas en primera fila ante la muerte".

Tres semanas después sigue pensando igual. Como que lo aterra la idea de no estar más. Pide a la secretaria que no pasen más llamadas, excepto de la Presidenta, y se confiesa.

-Vivo situaciones personales muy complejas, como la muerte de mi mamá, y me tengo que ir equilibrando; la pérdida es muy grande... Y creo que lo único posible es bajar la intensidad.

-¿Qué significa eso? ¿Trabajar menos, acostarse más temprano?

-No, el trabajo para mí es fundamental. No bajar la pega, sino la intensidad. Mi problema es que soy intenso.

-Más que eso, se le nota hiperventilado.

-Sí, y tiene que ver con lo que le acabo de decir.

-También dice las cosas en una forma más agresiva...

-A ver, me reconozco por mi forma de ser, pero el Gobierno no va a estar orientado por la sicología o el estado de estrés del ministro vocero. Tengo que adecuarme esencialmente a los contenidos que quiere expresar el Gobierno. Y debo esforzarme para que esa argumentación sea coherente con el tono, la forma y la expresión. Sin embargo, debo hacer un esfuerzo por modificar la forma en que expreso los contenidos de Gobierno.

-¿Por qué ahora, si antes desempeñó el cargo más tranquilamente?

-Algo pasa, y es una tarea absolutamente personal...

-¿No será porque debe hacer la vocería en un gobierno que baja en las encuestas o recibe más críticas?

-No lo había asociado a eso. Cuando llegué, en diciembre, viví una situación más compleja. La oposición del 2006 al 2008 no es la del 2004 al 2005. Ésta es mucho más agresiva. Hasta le pusieron concepto: desalojo.

-Se lo daba como hombre fuerte del gabinete antes de que llegara Pérez Yoma. Había subido en el conocimiento de la población y en percepción positiva: saltó 13 puntos en estos cuatro meses...

-No es un problema de las encuestas. Quizás la ventaja sea que uno conoce los códigos: sé cómo funcionan los medios. Además, estuve ocho meses en TVN y sé cómo operan por dentro en sus aproximaciones políticas.La calculadora de Vidal

-Parafraseando una comentada declaración suya, ¿cuántos Transantiago, Chiledeportes, EFE y planes de empleo le caben en el caso de las subvenciones?

-Siguiendo esa analogía, muy poco. Le concedo que los medios han ganado, hasta ahora, en el uso de la información con mala intención, en la manipulación de las cifras, en la confusión a la opinión pública. Porque hay tres cifras en subvenciones: 10 millones de pesos, que podrían ser constitutivos de delito, derivados de una auditoría efectiva de la Contraloría en 35 establecimientos de la Región Metropolitana durante 2006. La segunda, alrededor de 200 millones de pesos detectados por la propia Seremi de Educación y que también pueden ser constitutivos de delito, caso que está en la Fiscalía Centro Norte, sin acción de la Contraloría. La tercera cifra es aquella de 262 mil millones de pesos, la que no está acreditada como delito, como fraude ni como estafa por la Contraloría. Es un desorden administrativo. Entonces estamos hablando de irregularidades potenciales de 210 millones de pesos ¡en un presupuesto de 500 mil millones! Eso me da, lo calculé, el 0,05% del presupuesto educacional.

-Entonces, ¿todavía Yasna Provoste cuenta con su confianza política? Ya que, como dijo usted, "el día que no le crea no va a ser ministra".

-Esa afirmación está en una conferencia de prensa dominical en mi casa, cuando se reitera de parte del periodista el tema de la confianza. Cuando uno habla como vocero, no como Francisco Vidal, está representando al Gobierno; en consecuencia, a la Presidenta.

-¿Cambiaría la frase?

-La cambiaría, porque, en estricto rigor, quien define es la Presidenta. Si el vocero tiene que anunciar algo, lo dice en palabras y en la boca de ella.

-La Presidenta no apoyó a Provoste ante tres preguntas directas periodísticas y después terminó haciéndolo. ¿Cómo la convenció?

-Yo no convenzo a la Presidenta. No es tarea de ningún ministro. Allí hay un problema casi semántico. Las tres preguntas del lunes es necesario aclararlas el martes, porque (y los periodistas hacen su pega) se hace un uso político de este tema. Cito un ejemplo: publicar clandestinamente la segunda carta de la ex subsecretaria de Educación Pilar Romaguera en "El Mercurio" -había que tener lupa para leerla en Cartas al Director-, mientras que tres días antes su primera carta es colocada en la A-1.

-¿Y su queja es porque no se publicó con letras grandes?

-Lo único que pido es que si hay dos cartas de la misma persona sobre el mismo tema, donde en la primera el diario dice que hay una contradicción (que la hubo, por eso se requirió la segunda) y se coloca a todo despliegue, y en la segunda carta que explica que no hay contradicción se coloca en la sección Cartas, no hay relación entre una y otra cosa.

"Vivo situaciones personales muy complejas, como la muerte de mi mamá, y me tengo que ir equilibrando; la pérdida es muy grande... Y creo que lo único posible es bajar la intensidad".

"Le concedo que los medios han ganado, hasta ahora, en el uso de la información con mala intención, en la manipulación de las cifras, en la confusión a la opinión pública".

Irregularidades en Educación: "Es un desorden administrativo. Estamos hablando de irregularidades potenciales de 210 millones de pesos ¡en un presupuesto de 500 mil millones! Eso me da, lo calculé, el 0,05% del presupuesto educacional".

"Yo iba preparado para una interpelación política y se me hizo una tipo CNI, propia de esta gente. Investigaron todo, se metieron en todo (...) Me faltó colocarlos en su lugar".

"Cuando llegué, en diciembre, viví una situación más compleja. La oposición del 2006 al 2008 no es la del 2004 al 2005. Ésta es mucho más agresiva. Hasta le pusieron concepto: desalojo".
Las Cartas de Pilar Romanguera

Este diario destacó en la página A1 del sábado 23 de febrero una carta y una entrevista con la ex subsecretaria Pilar Romaguera, publicadas juntas en la página C3 del mismo día, ya que en ellas la ex funcionaria informaba que bajo su mando el ministerio había presentado en septiembre de 2007 a la Contraloría "las conciliaciones bancarias al día desde el 1 de enero de 2006 al 30 de septiembre de 2007", y que se había "asumido el compromiso de proseguir el trabajo para el año 2005".

Ese testimonio era contradictorio con la versión de la ministra Provoste, quien en conferencia de prensa del jueves 21, había señalado que "está todo absolutamente aclarado ante el organismo contralor y se trataba de respecto de conciliaciones bancarias que no estaban realizadas, y que fueron realizadas a total conformidad del organismo contralor", refiriéndose a los años 2004, 2005 y 2006, que fueron los indagados en el sumario administrativo que propuso la destitución del seremi Alejandro Traverso.

La segunda carta de Pilar Romaguera, publicada el 23 de febrero, que no es un desmentido, sólo entrega como nuevo antecedente que para el período 2004-2006 "se aclararon situaciones de pagos de subvenciones que preocupaban a esa entidad (Contraloría)", pero también reafirma la existencia de una "reconfección paulatina de las conciliaciones bancarias".

Esta nueva información no cambia sustancialmente la apreciación formulada en la primera carta.
La interpelación que sacó de quicio a Francisco Vidal:

"Tuve que contenerme físicamente

por respeto a mi cargo y al Parlamento"

-Provoste enfrenta una interpelación en la Cámara y una probable acusación constitucional. ¿Qué consejos le daría?

-Lo haría privadamente, pero creo que lo va a hacer muy bien. Sobre todo porque tiene los argumentos y los hechos que justifican su posición.

-Cuando usted fue interpelado por el caso Chiledeportes, se dejó llevar por la ira ante el diputado de RN Nicolás Monckeberg.

-Cuando se ataca personalmente, se contesta como corresponde. De hecho, tuve que contenerme.

-¿Contenerse físicamente?

-¡Físicamente! Por respeto a mi cargo y al Parlamento... El caso es que yo iba preparado para una interpelación política y se me hizo una tipo CNI, propia de esta gente. Investigaron todo, se metieron en todo.

-¿No quedó entonces satisfecho con su defensa?

-No, me faltó colocarlos en su lugar.

-Pero igual dijo cosas...

-Una vez no más.

-La acusación constitucional a Provoste también es por omisión, por no haber sabido adelantarse y defender el patrimonio fiscal...

-El Gobierno no puede tener opinión sobre las instituciones. Pero, políticamente, nuestros abogados, comenzando por el ministro Viera-Gallo, opinan que no hay razones para acusarla jurídicamente. Y en una opinión 100% política, creemos que no es bueno para el sistema que la estrategia del desalojo se aplique por la vía de que la Presidenta Bachelet se quede sin gabinete, y de esta manera intentar ganar en 2009, ejercicio que ocurrió en 1972-73. La diferencia es que si antes la derecha hacía casi un acto testimonial, porque era minoría en la Cámara, ahora la correlación de fuerzas es más equilibrada y puede depender de uno o dos votos.

-¿Esta acusación constitucional pone en riesgo el acuerdo educacional con la Alianza, como temen algunos?

-Espero que no, pero es un riesgo, porque esto genera acciones y reacciones. Si se sigue este camino, será un elemento para debatir en el Parlamento el acuerdo sobre educación. Casi es una cosa natural que ocurra, y que el Gobierno no desea.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
"Quizás la ventaja sea que uno conoce los códigos: sé cómo funcionan los medios. Estuve ocho meses en TVN y sé cómo operan por dentro".
Foto:HÉCTOR FLORES


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales