ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Domingo 9 de Abril de 2000

JAVIER AGUIRRE NOGUÉS, PRESIDENTE DE TELEFÓNICA CTC CHILE
No Estamos Arrepentidos de lo que Hemos Hecho

"El estar continuamente cuestionando al controlador, movido por la sospecha permanente, me parece una mala práctica. No sólo bloquea la toma de decisiones de la compañía, sino que perjudica los intereses de todos los accionistas", dice el ejecutivo respecto al conflicto con las AFP.
Por SANDRA RADIC C.

"Javier Aguirre Nogués", así se presenta el presidente de Telefónica CTC Chile. Ya lleva un año en estas tierras que no le han sido fáciles a este español nacido en Extremadura.

No sólo porque el mundo de las telecomunicaciones es lo suficientemente intrincado y cambiante como para confundir a cualquiera, sino porque arribó a la compañía justo cuando un decreto tarifario le quitaba a ésta US$ 146 millones por concepto de ingresos anuales. Y por si fuera poco, en medio de una recesión que les movía el piso. Desvincularon a más de mil trabajadores y llevaron a cabo una política de provisiones que los hizo terminar el año con pérdidas por más de $50 mil millones. "A grandes males, grandes remedios", dice este ejecutivo, al tiempo que apuesta a que en este ejercicio los resultados serán positivos.

Eso en cuanto a las cifras, porque hay costos de imagen que todavía no se pueden medir y conflictos que según sus propias palabras "causan ansiedad en la administración". Se refiere a la polémica por la venta de Telefónica.net a Terra que ha llevado a las Administradoras de Fondos de Pensiones a amenazar al directorio con acciones legales.

Escándalo que ha impedido abordar temas mayores como es la reorganización de Telefónica a nivel internacional en siete líneas de negocios: Móviles, Datos, Comercio Electrónico, Básica, Internet, Medios y Call Centers, o la posibilidad de que la matriz aumente su participación en Telefónica CTC Chile.

Al cierre de esta edición, se hizo un nuevo anuncio que llenó de inquietud a los agentes locales:Telefónica España informó la apertura a bolsa de su filial Internacional de móvil.

- A usted se le vio muy interesado en entrar a las organizaciones gremiales y empresariales de este país. ¿Por qué?

- El presidente de esta compañía debe relacionarse con los tres poderes del Estado, con los clientes, con la competencia, con el regulador, y con los empresarios que es un colectivo social al que pertenece.

Tuve la enorme suerte de que me aceptaran en los gremios empresariales - Amcham, Sofofa y Cámara Oficial Española de Comercio- por mi calidad de presidente de una de las empresas privadas más importantes de este país no sólo por la cantidad de recursos que genera, sino por el monto de su inversión y por el número de sus empleados.

En definitiva, no es Javier Aguirre, sino el presidente de Telefónica CTC Chile quien debe estar donde le corresponde.

- ¿Es difícil para un extranjero entrar a los círculos de poder empresariales de Chile?

- Para un extranjero siempre es más difícil entrar en todos los ámbitos en cualquier país. Pero no imposible. Uno llega hasta donde el sentido común y su capacidad le permiten.

- ¿Le molestó que no lo aceptaran en el Club de la Unión?

- Le confieso que no me hizo excesiva gracia. No quiero levantar una polémica por esto, pero no me considero en absoluto ofendido porque no creo que se lo estuvieran haciendo a Javier Aguirre Nogués.

- ¿A España?

- No sé, habría que preguntárselo a ellos. ¿Si estoy ofendido? Le diría que no porque no ofende quien quiere, sino quien puede.

Una Opa habría simplificado mucho las cosas

- Usted junto con ser presidente de Telefónica CTC Chile participa en el directorio de Telefónica Perú. Desde esa perspectiva, debe tener una visión de cómo se están reorganizando los negocios de Telefónica en América Latina.

- Telefónica es el primer operador del mercado de habla hispana y pretende seguir siendo el líder. Este es un mercado de 550 millones de consumidores potenciales y Telefónica ya cuenta con 60 millones de clientes en casi 10 países. Y esto va a más.

En pocas semanas, cuando concluyan las ofertas públicas de acciones sobre las telefónicas de Argentina, Perú y Brasil, será una empresa cuya capitalización bursátil rondará los US$ 100 mil millones.

- ¿Cuál es el objetivo de aumentar el control sobre esas filiales?

- Las Opas no son un objetivo en sí mismo, sino la manera de anticiparse a posibles conflictos con inversionistas minoritarios que en un momento determinado pueden concluir que ciertas condiciones no los favorecen.

Lo que se trata de hacer en realidad es reorganizar los negocios en siete grandes líneas de actividad verticales a lo largo de la región, donde la frontera geográfica comienza a tener poca importancia y la perspectiva de un mercado global es el que asume protagonismo.

- La idea es separar líneas de actividad para llevarlas a bolsa.

- No necesariamente. No se busca sacar todas y cada una de estas líneas a bolsa, sino simplemente agilizar, redimensionar y darle coherencia a la gestión. Evidentemente, si la salida a bolsa se hace aconsejable o precipita un mayor valor inmediato para el accionista, se hará.

- ¿De qué manera las otras telefónicas de la región se adaptan a esta nueva estructura de líneas de actividad?

- Este proceso no se materializará hasta que concluyan las Opas, pero evidentemente ése será el camino a tomar. La división de negocios obliga por lógica interna a segmentar las gestiones, es decir, los señores que se ocuparán de la telefonía móvil no serán los mismos que se encargarán de la básica ni mucho menos los que se responsabilizarán de Media.

- ¿Y está claro en qué situación quedarán las administraciones locales en los otros países? Por ejemplo, qué rol desempeñará el gerente general de la Telefónica Argentina en esta nueva estructura.

- Primero habrá que ver cómo quedan todos los intereses de Telefónica en cada uno de estos países para tener una visión más clara.

- ¿A usted le preocupa la situación en que queda Telefónica CTC Chile al no incorporarse plenamente a este proceso en el mediano plazo?

- En estos momentos hay un conflicto de interés con los accionistas minoritarios de Telefónica CTC Chile, lo que hace que el ambiente sea poco propicio para una operación de este tipo.

Sin embargo, esto es como la globalización, uno no puede pensar si está o no. Podremos aprovechar las ventajas que nos da el pertenecer a un grupo como Telefónica en función de las circunstancias que en la actualidad no son las más favorables porque no hemos sido "opados". Sin duda, esta vía nos habría simplificado mucho las cosas.

- Una de las empresas que se abrirán a los mercados bursátiles internacionales es Telefónica Móvil, y para esta línea, la ex Startel resulta muy estratégica porque el número de clientes que ha alcanzado corresponde a cerca de un 20% de los usuarios en América Latina...

- Sí le agrega valor. A mi juicio, a Telefónica CTC Chile le interesaría estar dentro de esa estructura de desarrollo de negocios lo antes posible, y a Telefónica le vendría bien que estuviéramos integrados.

Ahora las cosas en la vida tienen un precio y un límite. Las circunstancias y otros agentes que tienen su peso específico en esta toma de decisiones pueden hacer que Telefónica - aunque no hablo como su representante- estime que no le compensa pagar el precio que hay que cancelar, no sólo en términos pecuniarios, sino también de discusión y de esfuerzos estratégicos.

- ¿Cuándo se abriría?

- Parece que no será factible hasta antes de fin de año.

No estamos negociando con nadie la compra de nada

- ¿A qué se debió la salida de Ismael Vásquez de Telefónica Móvil (ex Startel)?

- Telefónica CTC Chile se ha planteado un desafío muy importante, que es el "business to business", que tiene que ver con el comercio electrónico entre empresas, y empresas y consumidores. Dado el perfil profesional de Ismael Vásquez, lo necesitábamos en esta nueva área.

- Sin embargo, Telefónica Móvil terminó con pérdidas por $13 mil millones el año pasado. ¿No se evaluaron de manera adecuada los riesgos que se tomaron al asumir una masificación acelerada?

- Evidentemente ha habido algunos tropiezos, pero que son inevitables cuando se escogen determinados modelos de crecimiento.

- ¿A qué le llama tropiezos?

- Bueno, a las pérdidas que tuvimos en esa área, pero estos resultados estaban asumidos desde un principio, porque sabíamos que la moneda de cambio era ganar cuota de mercado. Y en eso hemos tenido un éxito formidable tanto en el número de usuarios como en la construcción de una red de móviles que será fundamental para los negocios de la compañía. No estamos arrepentidos de lo que hemos hecho.

- La masificación y el disciplinamiento de las cifras con provisiones por $11 mil millones revela, por un lado una voluntad de ganar suscriptores y por otro, una preparación para traspasar a esta empresa a Telefónica lo más saneada posible...

- No hay un traspaso previsto de Telefónica Móvil, ni una entrega, ni una venta en el horizonte.

- Pero hay un potencial.

- Hay un potencial. En ninguna de las ramas de actividad de Telefónica CTC Chile se plantea una estrategia pensando en que va a venir alguien y que nos va a comprar o que vendrá Telefónica y nos querrá adquirir una compañía.

Obviamente no dejamos de tenerlo en cuenta, pero las cosas se hacen porque la aplicación de una estrategia beneficiará a los accionistas de la compañía, a los empleados y a nuestros clientes.

- ¿Qué efecto tiene para Telefónica Móvil, el congelamiento del traspaso de ancho de banda?

- No podemos acceder a un mayor ancho de banda, lo que es una necesidad importante no sólo para nosotros, sino también para Bellsouth. Utilizo este ejemplo porque somos las dos compañías multinacionales con presencia en Chile - reconociendo que existen otras- que estaremos en disposición de dar más servicios a un mayor número de clientes.

Resultaría paradójico que empresas como Telefónica CTC Chile y Bellsouth se quedaran sin ancho de banda porque sería muy difícil de interpretar y explicar a los clientes.

- ¿Están negociando con Entel la compra de una de sus licencias de PCS?

- No estamos negociando con nadie la compra de nada.

- ¿Cabe esa posibilidad?

- Hay otras compañías que están en disposición de vender más ancho de banda...

- ¿Se refiere a Smartcom?

- De hecho, ella es la que más se ha quejado porque estima que sus intereses económicos están viéndose dañados. Lo que pasa es que estaban interesados en vender su ancho de banda.

- ¿Descarta entonces cualquier negociación de este tipo?

- No podemos descartar ninguna opción para resolver un problema que vamos a tener.

No estamos interesados en el negocio de la televisión

- ¿Están interesados en comprar canales de televisión?

- Telefónica CTC Chile no tiene la menor intención en estos momentos de adquirir un canal de televisión.

- Se habló del Canal 2 y del Canal 13 como medios que le interesaban.

- Se habló del Canal 2, del 13 e incluso del 7, y de que estábamos comprando Metrópolis Intercom, pero le desmiento cualquier rumor en ese sentido.

- ¿Y por qué no le interesa el negocio de la televisión?

- Porque debemos antes que nada mejorar la infraestructura en básica y en móviles, que es nuestra principal área de crecimiento en el corto y mediano plazo.

Eso no quiere decir que a futuro no nos interese. Pero en lo inmediato, estamos dedicados a invertir los US$ 380 millones que hemos declarado para el 2000: la mitad para móvil, un 25% para básica, un 15% para datos y el resto para el mejoramiento de infraestructura.

- Se supone que hacia fines de marzo iba a haber novedades respecto a Metrópolis Intercom...

- En este tipo de conflictos sometidos a arbitraje, no le puedo negar que ha habido conversaciones y siempre existen especulaciones sobre los plazos. Sin embargo, debemos ser cautos porque ninguno de los tres protagonistas - es decir, Inversiones Cordillera, Telefónica CTC Chile y el árbitro- ha mandado ni una señal. Hay voluntad por parte de los actores involucrados de resolver el conflicto en el menor plazo y con el menor costo.

- ¿Pero hubo conversaciones para que Inversiones Cordillera comprara la participación de Telefónica CTC Chile y viceversa?

- En este tipo de conversaciones, siempre se habla de comprar y vender y se estudian todas las posibilidades que ofrece el hábito, la costumbre y el derecho mercantil. Todo es posible y no hay nada cerrado.

No hay nada más aburrido que estar en una compañía donde todos son "yes man"

- ¿En qué cree que acabará el conflicto entre los accionistas minoritarios - básicamente las AFP- y el directorio de Telefónica CTC Chile por la valorización de Telefónica.net?

- Francamente no lo sé. Al leer los periódicos, uno puede pensar que terminará en los tribunales, aunque existen otras posibilidades como es la mediación arbitral, y también puede suceder que nada de eso ocurra.

Espero que acabe pronto y de la mejor manera posible para todos. No es bueno para ninguna compañía mantener conflictos de esta naturaleza que llevan a operar en un entorno poco propicio y que causa ansiedad en la administración, inseguridad en los empleados y que además se traduce en un daño en el valor de la acción.

- ¿Qué rol está cumpliendo el director Andrés Navarro en las conversaciones con las AFP, ya que él ha sostenido conversaciones informales con ellas?

- Conversaciones con las AFP de carácter oficial no hay. Las administradoras tienen obligaciones que cumplir, en este caso concreto con la Superintendencia, y plazos determinados, por lo tanto, es un tema que les corresponde a ellas resolver.

Por otro lado, tengo entendido que Andrés Navarro ha tenido conversaciones con fondos de pensiones, pero más que con ellos lo que creo es que él se ha reunido con empresarios, que son a su vez directores, gerentes generales o propietarios de administradoras. El es libre de conversar con quién quiera, pero no es el representante del directorio ni el enviado de la compañía. También otros directores han hecho lo mismo.

- ¿La salida de Mark Mobius y de su fondo Templeton de la disputa hizo que las AFP perdieran el piso de sustentación para emprender acciones legales?

- Ese piso nunca existió, con o sin Mobius. Esa es mi postura.

El señor Mobius velaba por sus intereses, y en un momento dado concluyó que éstos se habían vistos satisfechos por la vía de la presentación de las Opas que lanzó Telefónica en otros países donde su fondo también tenía participación.

Ahora, no creo que las AFP deban pensar que porque se sale un agente de bastante menos importancia que ellos, se quedan sin piso.

- ¿De qué manera Telefónica aplacó a Mark Mobius?

- Telefónica no ha tenido que aplacarlo, simplemente ha seguido su estrategia donde las Opas no son un fin en sí mismo sino la vía de allanar el camino y evitar conflictos. Me parece que a Mobius le vino muy bien el recibir una prima importante, concretamente el 40% de su inversión en cualquiera de esos países.

- ¿A qué tipo de entendimiento hay que llegar para evitar que vuelvan a ocurrir conflictos de esta clase con los minoritarios?

- Aquí debe operar el sentido común. El estar continuamente cuestionando al controlador, movido por la desconfianza y la sospecha permanente, me parece una mala práctica. No sólo bloquea la toma de decisiones de la compañía, sino que perjudica los intereses de todos los accionistas.

- Pero tampoco puede pedir que la gente inocentemente ponga toda su confianza en que ustedes harán lo correcto. Las AFP tiene que jugar un rol.

- Tienen la obligación de jugarlo, lo que es más que bienvenido. No hay nada más aburrido que estar en una compañía donde todos son "yes man". Evidentemente, en este caso concreto los equivocados son dos señores que votaron en contra del proyecto Terra.

- Se refiere a Nicolás Majluf y Felipe Montt.

- Sí, a los dos titulares que tienen derecho a voto y pese a que ellos insisten en lo mismo, yo sigo pensando que están equivocados en su estrategia y desde luego en su voto.

- ¿Usted cree que estos dos directores fueron los que activaron a las AFP?

- Eso habría que preguntárselo a las AFP y a ellos.

- Está claro en todo caso que una operación tan marginal como puede ser Telefónica. Net para Telefónica ha enturbiado otros procesos más relevantes.

- Evidentemente, ése es un perjuicio para Telefónica CTC Chile.

- Este conflicto enturbió la posibilidad de que Telefónica CTC Chile se incorporara al proceso que viven otras filiales de Telefónica a nivel regional de manera más acelerada.

- Hay que distinguir entre el proceso regional de segmentación de negocios y lo que es la incorporación a las compañías "opadas". En el primer caso, esto está en estudio y no hay ningún análisis formal al respecto, y probablemente en el corto plazo tendremos que ver la conveniencia de incorporarnos a ese tipo de segmentación. Creo que es una buena idea y que, por lo tanto, en la medida en que nos sea posible y sin que eso signifique nuevos conflictos, nos vamos a incorporar. Y si hay que encarar conflictos, lo vamos a hacer.

- ¿Y respecto a la posibilidad de una fórmula parecida a lo que fue la Opa para las otras telefónicas de la región?

- Telefónica no ha planteado una Opa para Telefónica CTC Chile porque existen limitaciones legales que hacen inviable esa opción.

- ¿Pesó también el ambiente poco propicio para su realización?

- Evidentemente.

Las Renuncias que No Fueron

- Hay algunos cambios en la estructura de Telefónica CTC Chile que llaman la atención. Por ejemplo, Raimundo Beca y Mateo Budinich pasaron a tener responsabilidades a nivel latinoamericano.

- Ambos casos son distintos. En primer lugar, ellos pertenecen a dos sectores dentro de lo que es Telefónica CTC Chile diferentes. El señor Beca asistirá en los temas de telefonía básica, es decir, será un consultor - y no creo que sea el único- de Jacinto Díaz, quien ahora se ha hecho cargo de la telefonía básica para América Latina.

- ¿Y Mateo Budinich?

- Es distinto, porque desaparece de la estructura de ejecutivos de Telefónica CTC Chile. Telefónica le ha ofrecido la posibilidad de hacerse cargo del segmento corporativo en el contexto latinoamericano. Lamentamos su marcha, pero me alegro de que asuma una nueva responsabilidad.

- O sea que Jacinto Díaz - ex gerente general de CTC Chile- se ha convertido en un peligro para ustedes porque les está levantando profesionales.

- No, en absoluto.

- La semana pasada hubo una serie de rumores, entre ellos que Juan Villalonga renunciaba a Telefónica...

- Estoy convencido que ese rumor partió de alguien que quería comprar acciones de Telefónica y de hecho provocó una caída de más de 2%. El mismo dijo que tenía planes para cuatro o cinco años.

- También se habló de que Claudio Muñoz, gerente general de Telefónica CTC Chile, había renunciado.

- Francamente habría que preguntarle a él, pero hasta hace 45 minutos él no estaba pensando para nada en esa opción.

- Y la posibilidad de que usted podía salir también se barajó.

- ¿La mía? En absoluto. Tengo muchos planes, quiero conocer con más profundidad este país y quiero cerrar algunos temas que son muy importantes para los intereses de esta compañía y, desde luego, para Telefónica.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir

Foto:R.Bravo


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales