EDITORIAL

Jueves 12 de Junio de 2003


Un sueño hecho realidad

Señor Director:

Impactante resulta la noticia publicada el 11 de junio en la prensa respecto de la eliminación total de las descargas de aguas servidas al Zanjón de la Aguada, especialmente para muchos ciudadanos que por décadas escuchamos de la contaminación y foco de enfermedades que representaba este cauce que cruzaba por el medio de nuestra ciudad.

Motivo de gran orgullo y satisfacción representa esta noticia para muchos trabajadores y profesionales de la ex Empresa Metropolitana de Obras Sanitarias (EMOS), hoy Aguas Andinas, quienes hace no más de siete años iniciamos esta maratónica tarea de descontaminar de aguas servidas nuestra ciudad. Mucha agua ha pasado bajo el puente en estos años y grandes luchas hubo que dar para ver hoy hecho realidad este sueño, no sólo de las autoridades y trabajadores del sector sanitario, sino de gran parte de la ciudadanía que sufría los efectos de esta deuda sanitaria.

Quizás el mayor escollo que hubo que superar fue el convencer al país de la necesidad de incorporar capital privado en EMOS, paso sin el cual resultaba imposible la gran inversión que necesitaba el plan de descontaminación de aguas servidas, y bien vale la pena recordar hoy que en esa oportunidad resultó determinante la gran convicción de las autoridades políticas de nuestro país para continuar adelante con el plan, pese a la oposición que manifestaban algunos sectores a esta solución de financiamiento.

Más de 500 millones de dólares se han destinado a la fecha a este plan (plantas El Trébol y La Farfana, colectores y emisarios), y hoy vemos con satisfacción que las inversiones prometidas se han hecho, que Santiago a partir de noviembre de este año se encontrará descontaminado de aguas servidas en un 75%, que los capitales privados se invirtieron donde se dijo que se invertirían, que las obras están ejecutadas y, lo más importante, que se recuperan más de 130 mil hectáreas para la agricultura regadas con agua libre de contaminación, con el consecuente beneficio en salud para
la población.

Santiago avanza hoy a ocupar un lugar de privilegio a nivel mundial en materia de descontaminación de aguas servidas, similar a ciudades como Londres, París o Washington. Nuestra próxima tarea es descontaminar el río Mapocho y, por qué no, soñar también con el aire de Santiago.
SANTIAGO GONZÁLEZ LARRAÍN
Ex Gerente General Emos S.A.




Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales