ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Martes 9 de Octubre de 2007

Empresa de los Ferrocarriles del Estado se queda nuevamente descabezada:
Tras falta de apoyo político para medidas técnicas, Vicente Domínguez renuncia a EFE

Lo pusieron en el cargo por su perfil técnico, necesario tras la cuestionada "era Ajenjo" y el fugaz paso de Guillermo Díaz. Sin embargo, el Gobierno no se atrevió a respaldar los cambios técnicos para sanear la empresa, por resultar impopulares.

Constanza Hola, Bernardita Marino y Mauricio Campusano

Lo primero que hizo Vicente Domínguez al arribar a la presidencia de la Empresa de los Ferrocarriles del Estado (EFE) fue devolver el auto con chofer que el Estado le había asignado.

Para quienes lo conocen, una medida obvia. Para los antiguos ejecutivos ligados a la estatal, una herejía.

Más allá del hecho -el auto era arrendado, así que mayor problema no hubo y el chofer fue reubicado en otra función en la empresa-, la acción sentaba un precedente de lo que sería la nueva administración. Se acababan los excesos, los aprovechamientos, los gastos a rendir sin rendimientos. Domínguez era un abogado, sin filiación política, con amplia trayectoria en el mundo privado y también público que había aceptado el puesto tras varios frustrados intentos de Hacienda por convencerlo. Y sólo dio el sí porque tendría en la gerencia general a Edmundo Dupré y tras condiciones específicas como despolitizar los directorios de la estatal y sus filiales.

Medidas impopulares

No sólo devolvió el auto. También instauró la política de no usar gastos a rendir para sus viajes a Valparaíso -al directorio de Merval-. Y si el jefe predicaba con el ejemplo, el resto a regañadientes debió comenzar a seguirle el paso. Pero a Domínguez no le importaba tomar medidas impopulares si ellas conducían a transparentar y mejorar la enlodada gestión de la estatal. Tras la cuestionada administración de Luis Ajenjo y el breve paso de Guillermo Díaz -que dejó el cargo para enfrentar un proceso judicial-, sabía que el cargo de presidente de la estatal no contaba con la mejor de las reputaciones.

Sin embargo, su convicción le costó el puesto.

Ayer (y a sólo días de exponer ante la comisión investigadora de la Cámara), mediante una carta enviada al presidente del Sistema de Empresas Públicas (SEP), Patricio Rojas, Vicente Domínguez presentó su renuncia, ya que "se requiere que el presidente del directorio sea una persona que articule una solución político-estratégica que logre ser respaldada unánimemente por el Gobierno y convenida luego con todos los sectores parlamentarios".

Pero la decisión no fue fugaz. Hace tiempo que la administración de EFE venía sufriendo de aplazamientos por parte del Gobierno y el SEP.

Primero, y tras la polémica suscitada por las supuestas irregularidades de la administración de Luis Ajenjo, comenzó una pugna entre Domínguez y Patricio Rojas.

Este último insistía en que la actual administración estaba demasiado llana a entregar toda la información requerida tanto por la SVS como por la Comisión Investigadora de la Cámara.

La cosa terminó en pelea de titanes. Domínguez encaró a Rojas -delante de varios miembros del Consejo SEP, como el director de Presupuestos, Alberto Arenas- advirtiéndole que no estaba dispuesto a ocultar información. Medió Arenas, quien aseguró que esa nunca había sido la intención.

Además, Rojas tampoco respetó el compromiso inicial -bajo el cual el ex presidente aceptó el cargo- de consensuar directores independientes para EFE y sus filiales.

Pero la gota que rebasó el vaso fue la eterna postergación de la entrega del informe encargado a la UC sobre el futuro de la estatal. Hace más de dos meses que el estudio estaba listo. Sin embargo, el Gobierno pedía cada vez más cambios, que implicaron la incorporación de nuevos tramos y soluciones para los prescindibles. Finalmente, el propio Gobierno dio el vamos para que el martes 2 de octubre -y tras la intervención de la propia Presidenta- la administración se juntara con la prensa y presentara -de una vez por todas y con presupuesto entregado de por medio- el informe sobre el futuro de EFE.

Pero algo pasó.

Réquiem por un sueño

"Hasta la fecha, el Gobierno tiene oculto el informe del Banco Mundial y el del futuro de EFE. Ha llegado a ocultar información y Domínguez no se prestó para ninguna jugada política ni mucho menos para manipulación de información del Gobierno", asegura Nicolás Monckeberg, diputado RN, miembro de la comisión investigadora de la Cámara.

En su carta de renuncia, Domínguez deja claro que la administración de Ferrocarriles "requiere de una persona distinta a la de un profesional que, como el suscrito, funda su experiencia en la gestión y dirección de empresas y en el mundo de los asuntos corporativos".

Porque a pesar de los estudios tanto del Banco Mundial como de la UC, el Gobierno se niega a desmantelar tramos. Y Domínguez no estaba dispuesto a perder prestigio profesional -que lo tiene bien posicionado en el mundo privado- por seguir el juego.

Por un lado, el estudio de la UC declaraba como no justificable Biovías. Y la Presidenta en persona no estaba de acuerdo con retirarlo de la oferta.

Por otro, el tramo Victoria-Puerto Montt -corte de cinta emblemático del Gobierno de Ricardo Lagos, quien personalmente asistió al debut de dicho recorrido- tampoco resultaba sustentable. Sin embargo, los diputados concertacionistas por la zona amenazaron con votar en contra del presupuesto si se eliminaba el tramo que, actualmente, ni siquiera funciona.

Por lo demás, desde La Moneda trascendió que no había consenso político para desmantelar el "tramo Lagos" como se denominó a este último. Eso sería asumir que las inversiones hechas en 2005 para el recorrido -trenes Renfe usados, comprados sin licitación de por medio- fueron inútiles. Y la Concertación no está dispuesta a pagar ese costo.

"Su renuncia (de Domínguez) pone a prueba la capacidad del Gobierno para tomar decisiones correctas", comenta Claudio Alvarado, diputado UDI, miembro de la comisión investigadora sobre la crisis en EFE.

El fin

El retraso constante para dar a conocer el plan para el futuro de la estatal y el escaso apoyo político derivaron en la renuncia.

¿Quién es Domínguez?

Si hay algo en lo que coinciden tanto adherentes como detractores es en que Vicente Domínguez no se ajusta a la típica caricatura del abogado dispuesto a todo. La crítica de quienes "no lo pasan" es que es correcto y ajustado a la norma.

Socio de la consultora Domínguez y Etchegaray, Domínguez es director de Socovesa y Aguas Nuevas. También tuvo cargos en Esval, Bandesarrollo y Laboratorios Chile.

Además, es director ejecutivo de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios, su verdadera pasión laboral.

La Alianza reacciona: pide cabeza de Patricio Rojas

A fin de asegurar una administración técnica y no política de las empresas estatales, la oposición exigió ayer la cabeza del ex ministro Patricio Rojas de la presidencia del Sistema de Empresas Públicas (SEP).

La arremetida en contra del ex titular de Defensa durante el gobierno del ex Presidente Patricio Aylwin se definió en la segunda reunión del comité ejecutivo de la Alianza, conformado para realizar un estudio profundo del Presupuesto 2008 antes de decidir o no su aprobación.

Según explicaron Hernán y Carlos Larraín -los presidentes de la Unión Demócrata Independiente y Renovación Nacional, respectivamente-, la decisión se tomó en virtud de la mala administración que están teniendo algunas empresas estatales, como la Empresa de los Ferrocarriles del Estados (EFE), cuyo déficit la tiene en una situación de máxima inestabilidad.

La idea de la oposición es que el Gobierno acceda a integrar al SEP al Sistema de Alta Dirección Pública, de manera que el cargo que actualmente ocupa el ex ministro Rojas sea llenado a través de un concurso público y no por medio de una designación política del Mandatario de turno.

Sólo -dijeron- se asegurará que quienes asuman la conducción tengan la capacidad y los conocimientos técnicos para administrar una compañía. "Este sistema de empresas del Estado lo preside un médico que dejó de ejercer la medicina hace ya mucho tiempo y que analiza las empresas del Estado con un estetoscopio especial", dijo el presidente de RN, aludiendo a la profesión del ex ministro de Defensa.

A la espera de una respuesta por parte de La Moneda, en la Alianza se evalúa condicionar la aprobación de algunas partidas presupuestarias -sobre todo las que tienen que ver con las empresas públicas- a la renuncia de Patricio Rojas al SEP.

La Moneda se da por enterada

Mientras los trascendidos aumentaban dando por cierta la renuncia del hasta ayer presidente de la Empresa de los Ferrocarriles del Estado, Vicente Domínguez, en La Moneda se realizaba un comité político en el cual participó el titular de Transportes, René Cortazar, quien no suele integrar la instancia. Ésta, durante la jornada de ayer, fue encabezada por el ministro Secretario General de la Presidencia (Segpres), José Antonio Viera-Gallo.

Este último ratificó la salida del ex funcionario público tras el fin de la reunión, lamentando su alejamiento, aunque sin profundizar en los descargos expuestos por Domínguez mediante una carta donde expuso falta de apoyo político del Ejecutivo. Viera-Gallo agregó que ojalá se pueda contar con Domínguez en otros cargos públicos.

La decisión adoptada por el ex presidente de EFE fue comunicada a René Cortazar, quien la transmitió a su par de la Segpres, tomando contacto luego con el ex presidente del directorio de EFE para constatar que la información que circulaba durante la mañana de ayer era verdadera.

Durante la tarde, en el marco de la reunión del subsecretario de la Presidencia, Edgardo Riveros, con las bancadas oficialistas, el Gobierno les aseguró que no se privatizará EFE.


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Patricio Rojas.
Patricio Rojas.
Foto:El Mercurio
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales