NACIONAL

Domingo 21 de Noviembre de 2010

"El Mercurio" constató los mayores problemas que afectan al principal terminal aéreo del país:
Aeropuerto de Santiago superó su capacidad de pasajeros y prevén colapso este verano

Cuarenta minutos puede demorar un solo trámite, y para abordar el avión se necesitan mínimo tres. "Estamos pillados. El terminal pasó el límite para el cual fue construido", asegura el gerente de operaciones de SCL, Carlos Herrera.  
J. Pinochet y B. Álvarez Con rostros de tedio y otros de impaciencia, cerca de 100 personas que viajan desde el Aeropuerto Arturo Merino Benítez de Santiago con destino a Italia, estuvieron 40 minutos de pie el miércoles pasado. Esa larga espera correspondía recién a la entrega de su equipaje, donde tuvieron que realizar una fila zigzagueante en el tercer piso del terminal.

"El Mercurio" estuvo durante tres días seguidos recorriendo el principal aeropuerto internacional del país, y constató las quejas de los usuarios por los problemas de congestión, ineficiencias en servicios y falta de mantención.

Expresiones como la del pasajero español Jesús López se repiten en los demás turistas que están en la fila: "La espera es eterna. Y recién es el primer trámite. En otras partes del mundo es más rápido llegar al asiento del avión", afirma con sus maletas y bolsos en las manos.

Tras este control, Jesús López se dirige junto a los demás pasajeros a Policía Internacional. Aun cuando las 32 casetas que hay en total están funcionando en ese momento de mayor congestión -que va entre las 12:00 y 14:00 horas-, la espera hasta realizar el trámite tomó más de 30 minutos.

Y al pasar a la sala de embarque López se debe quedar de pie por la falta de asientos. Otra turista, Lucía Blanco, también alega: "No puede ser que la zona de embarque tenga tan pocos asientos. Es muy desagradable".

A este problema de capacidad se suma la falta de aire acondicionado que existe en toda el ala de los vuelos nacionales, donde está la llamativa torre de maletas. Mala ventilación que se ha mantenido desde el terremoto de febrero pasado. "El calor es insoportable", alega la chilena Keila Rojas (24), mientras que la argentina Griselda Vázquez lamenta que "el aeropuerto está un poquito caldito (caluroso)".

Las reparaciones del edificio se han prolongado durante todo este año, con las inevitables incomodidades para los usuarios, y es posible ver andamios en medio de los pasillos, accesos cerrados y maestros que trabajan entre la gente. Los pasajeros también se quejan de la falta de aseo en los lugares de espera. Muchos asientos están malos y sucios.

Otra complicación es el servicio de taxis. En el sector de llegadas de los vuelos, los turistas son acosados por una decena de taxistas que ofrecen llevarlos a diferentes precios. Mientras un trayecto desde el aeropuerto al centro en Transfer cuesta $5.500, en un radiotaxi supera los $9 mil.

Así, no es de extrañar que aeropuertos que tradicionalmente eran inferiores al de Santiago, hoy lo superen. Este año, la prestigiosa encuesta Skytrax, que analiza 550 terminales de todo el mundo, eligió al de Lima como el mejor de América del Sur.

Al respecto, las autoridades reconocen que Arturo Merino Benítez está al límite de su capacidad. La última ampliación, realizada en 2001, fue pensada para soportar una capacidad máxima de 9,5 millones de pasajeros, cifra que se alcanzó antes de lo previsto, en 2008 (ver infografía).

"Estamos pillados. El aeropuerto pasó el límite para el cual fue construido", afirma el gerente de operaciones de la concesionaria del aeropuerto, SCL, Carlos Herrera.

Aspecto en el que coincide Eduardo del Canto, jefe de aeropuertos de la Dirección General de Aeronáutica Civil, quien estima, además, que los vuelos internacionales aumentarán 20% durante la época de verano, lo que agravará aun más la situación. "Prevemos, por supuesto, que va a haber más pasajeros en la parte internacional", sentencia.

__________

50 millones

de pasajeros se prevé que sea el flujo en el aeropuerto de Santiago en 2045

 Proyectan ampliar terminal aéreo para 30 millones de usuariosEl MOP ha agilizado los estudios para la ampliación del aeropuerto de Santiago, apuntando a una capacidad de 30 millones de pasajeros anuales hacia 2034. Según los cálculos, en 2045 serán 50 millones.

Los trabajos deberían iniciarse tras la nueva licitación del terminal aéreo que se ejecutará en 2012, ya que la actual concesión termina en 2014. En ese contexto está programado un estudio de prefactibilidad, que iría dentro del presupuesto 2011, por un monto de $4.560 millones.

Las mejoras que se barajan son separar los terminales de pasajeros para vuelos nacionales e internacionales, aumentar las áreas comerciales e instalar un tren ligero que conecte al terminal con la red de metro.

Según el programa de concesiones del MOP -que desechó una propuesta del actual operador para ampliar el edificio, privilegiando el diseño de un plan maestro de largo alcance, pero que tomará más tiempo implementar- la nueva licitación del aeropuerto significará una inversión de US$ 480 millones.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir



[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales