NACIONAL

Miércoles 20 de Septiembre de 2006

Análisis de últimos incidentes
Expertos: los antisistema no son anarquistas

El anarquismo histórico tenía orgánica, ideología y objetivos. El "neoanarquismo" chileno carece de toda estructura.

ESTER LEVINSKY

No existe ninguna relación entre los distintos grupos y colectivos que funcionan en el país y que han sido definidos como anarquistas con el real significado histórico de esta palabra, según distintos estudios.

El sociólogo Raúl Zarzuri, director del Centro de Estudios Socioculturales, afirma que más que hablar de anarquismo, debemos referirnos al tema como "neoanarquismo" si se le quiere dar un nombre, aunque no sea tan exacto. Explica que el anarquismo histórico tenía orgánica, objetivos y métodos, especialmente ligado a lo sindical, lo que hoy no ocurre.

En un estudio, el académico italiano Alfredo Bonnano explica que el movimiento anarquista actual "en su estructura está compuesto por pequeños centros de poder que se desarrollan, actúan, juzgan, condenan, absuelven, deciden y se equivocan como todos los centros de poder. La función que desarrollan es semejante a la de sindicatos y partidos al servir de enlace entre las exigencias del capital y las presiones del embate de clase".

Otra de sus características es que su óptica es la de sumar el mayor número posible de personas bajo una sigla o bandera. En este caso, el poder se mide en base al número de militantes o, mejor, al número de grupos federados (que la cosa impresiona más en cuanto no se sabe si un grupo está constituido por 2 o 200 militantes).

Para Zarzuri, los grupos que se vieron en las manifestaciones del 11 de septiembre no necesariamente se encasillan en alguna definición, sino que sólo responden a la lógica de una juventud que se siente absolutamente desplazada en el sistema.

"El tema que sean antisistema es una figura para reflejar el descontento con un sistema que no da garantías para el desarrollo. Están buscando ser sistemáticos porque hay un sistema que los excluye".

También, reconoce, hay ciertos grupos que han acumulado rabia y cuando tienen la oportunidad, es decir, cuando se ha convocado a alguna manifestación, participan en forma violenta, "porque el diagnóstico de los jóvenes es que la sociedad, siendo excluyente, es violenta. Como por ejemplo, el que sólo el 20% de los jóvenes de colegios públicos entren a la universidad, es excluyente y es violento".

Lo que sí está claro, según los expertos, es que muchos jóvenes están buscando nuevas formas de organizarse, distintas al mundo adulto "que sólo está preocupado de estar inserto adecuadamente en un sistema capitalista". Otros grupos están en el mismo proceso, pero piensan que la forma para visibilizarse es distinta, en muchos casos, la violencia.

Cualquier análisis de los grupos o colectivos que han salido a la luz luego del 11 de septiembre no debe efectuarse desde la perspectiva tradicional, es decir, con una estructura que incluye presidente, secretario y tesorero. Eso no existe, hoy hay transversalidad, vocería y asambleísmo permanente.

Es más, muchos grupos ni siquiera tienen una asamblea y tampoco efectúan reuniones. Se convocan vía internet o mensajes de texto en los teléfonos celulares sólo para acudir a manifestaciones. Tampoco tienen distintivos, fuera de una bandera negra con una letra "A" mayúscula rodeada por un círculo, que los autodefine como "anarkistas".

Internet está llena de páginas en las que estos colectivos interactúan. Para ingresar a muchas de ellas hay que poseer una clave. Otras son más abiertas, como "hommodolars". En esta página se publican análisis y declaraciones de distintos grupos.

Estos colectivos tampoco se pueden definir de una manera única. No se puede decir de todos ellos que son de izquierda, que son políticos, que son antisistema. Hay algunos que tienen mayor organicidad. Otros poseen un perfil más político. Otros tienen estructuras.

Acción directa

Dentro del "neoanarquismo" existen colectivos totalmente radicales, entregados a la lucha, a la acción y enfrentamiento físico. Entre los colectivos se los identifica como "anarquistas de acción directa".

En un manifiesto de uno de estos grupos se defiende esta acción y se explica que "los grupos de acción directa representan una alternativa poco ejercida pero muy importante; permite enfrentarse a quienes abusan del pueblo, a quienes no respetan los derechos del pueblo, pues cuando el pueblo no cuenta con nadie que los ayude a defenderse es que estos grupos entran en acción como un tipo de apoyo. Realmente a veces es necesario el uso de la fuerza contra aquellos tiranos, tanto para atacar como para defenderse"

Entre los grupos chilenos surgió una nueva denominación: la del "black block", y que explicaría su actuar en las manifestaciones. Señalan que se trata de "un rejunte de anarquistas y de grupos de sensibilidad anarquista que se organizan para una acción particular de protesta. La esencia de un 'black block' cambia de una acción a la otra, pero los objetivos principales son el asegurar la solidaridad ante un estado policial represivo y hacer circular el mensaje crítico anarquista en cuanto al tema del evento en causa ese día".

Se puede decir que un "black block" es sólo un reagrupamiento anarquista temporal que representa un imprevisto en la manifestación.

El "black block" es una táctica utilizada durante las marchas. Las tácticas utilizadas por un "black block" en particular son elegidas por los que participan en él. No siempre hay acuerdo interno sobre las tácticas empleadas, pero entre ellos hay tolerancia de las diferentes tácticas, como por ejemplo el uso explícito de la violencia.

Uno de los objetivos de los "black block" es atacar a los policías. "Porque nos molesta. Mientras la mayoría de los anarquistas se oponen a la brutalidad policial y buscan ponerles fin al sistema de mantención del orden y al sistema carcelario, nuestros principales blancos son los ricos y los poderosos. Ya que la policía es el símbolo del capitalismo, en otros términos los perros guardianes de los ricos, están en primera línea cuando los anarquistas llevan adelante su guerra de clase con los ricos", señala uno de los participantes.

Las tácticas varían de un "black block" a otro.

"Las más comunes son las de impedir un arresto haciendo una cadena tomándose del brazo. Impedir un arresto significa que el block entero libera a la gente que no quiere ser detenida. Funciona en general si somos más que la policía y porque la mayoría de los policías se sorprenden de ver militantes intentando liberar a alguien. Hacer una cadena ayuda al block a mantener la cohesión e impide ser dispersado fácilmente".

VESTIMENTA

MUCHOS se visten de negro, color internacional del anarquismo, y se cubren los rostros, porque las máscaras dan "anonimato e igualdad".


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Los agrupamientos de los
Los agrupamientos de los "neoanarquistas" son temporales y para algo específico, sin excluir, a veces, la violencia.
Foto:EL MERCURIO


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales