INTERNACIONAL

Viernes 5 de Enero de 2007

Marcel Granier, presidente de RCTV, canal amenazado por el gobierno venezolano:
El único golpista aquí, y que fue encarcelado por ello, es Chávez

El empresario acusa al Mandatario de querer acabar con la prensa libre.

GASPAR RAMÍREZ

Los "Jinetes del Apocalipsis" están en la mira de Hugo Chávez. El Presidente venezolano suele referirse así a Globovisión, Televen, Venevisión y RCTV, las estaciones de TV privada alineadas con la oposición. En particular arremetió contra Radio Caracas Televisión (RCTV), a cuyos directivos acusó la semana pasada de "golpistas" y anunció la revocación de su licencia para transmitir.

Tras el fallido golpe de Estado contra Chávez en 2002, los canales opositores se negaron a difundir la noticia de que el Presidente retomaba sus funciones, optando por transmitir películas y dibujos animados. Por eso la acusación del Mandatario.

Golpe frustrado

"El único golpista aquí, y que fue encarcelado por ello, es Hugo Chávez", señala a "El Mercurio" Marcel Granier, dueño de RCTV, quien llegó a sonar como candidato a la Presidencia por la oposición en los comicios de diciembre pasado. El empresario se refiere al frustrado golpe de Estado de febrero de 1992 contra Carlos Andrés Pérez, liderado, entre otros, por Hugo Chávez, intentona por la que fue juzgado y encarcelado.

"Ningún medio, ni RCTV, ni ninguno de sus trabajadores, ha sido acusado formalmente de golpista, ni mucho menos se le ha probado algo al respecto. No pueden andar acusando al voleo", añade enfático.

A través de elecciones y cambios de funcionarios, Chávez y sus partidarios han consolidado su poder, controlando el Congreso, la Corte Suprema y cada gobierno estatal, excepto dos. Los medios privados, la empresa privada, las instituciones religiosas y los deportes profesionales aún se mantienen fuera del control estatal.

En Venezuela, los canales de TV pueden ser privados, pero la concesión de las frecuencias de transmisión depende del Estado. Chávez anunció primero para marzo próximo la no renovación de la señal. Luego, su ministro de comunicación, William Lara, aclaró que sería el 27 de mayo. Pero todo extraoficialmente.

"No es el Presidente quien tiene que dar a conocer la decisión de sacarnos del aire, la que está planteada en términos incorrectos. Somos una empresa que opera desde hace más de 76 años, una de las más antiguas del país. No puede ser que se nos avise por TV, desde un cuartel militar, que tenemos que cesar nuestras actividades. Hay todo un procedimiento jurídico y constitucional que tiene que seguirse", cuenta Marcel Granier.

Además, como todo se ha tratado por conductos no judiciales, y el anuncio del gobierno no es manejado por ningún órgano jurídico, no pueden presentar una defensa oficial. "El gobierno sólo ha hablado a través de funcionarios no competentes y con alegatos no probados. Nos encontramos en estado de absoluta indefensión", acusa.

Granier estima que unos 240 medios de comunicación se ven afectados con el argumento del término de licencia. "Chávez está amenazando al periodismo independiente, a la libertad de información y a la libertad de prensa", señala.

Si bien dice que se están preparando para cuando se haga efectiva la medida, Granier se muestra pesimista. "En Venezuela ninguna arbitrariedad puede extrañar, son tantas las que se han cometido, que no sería raro que hicieran efectiva la medida sin pasar por los conductos oficiales", señala.

Para terminar, un llamado a la comunidad internacional: "Abran los ojos hacia Venezuela, vean que es muy grave lo que está pasando; con unos pretextos falsos, se quiere eliminar un medio independiente".

En la noche del miércoles, Chávez reiteró su negativa a renovar la concesión a RCTV, y se mostró partidario de entregar la señal a grupos comunitarios, en respuesta a un llamado hecho por el Episcopado venezolano.

Reacciones

Diversas organizaciones han reaccionado al anuncio de Chávez. "Esta decisión sólo se puede ver como una estrategia de control y un abuso de poder", dijo Ewald Scharfenberg, director ejecutivo del Instituto para la Prensa y la Sociedad.

Teodoro Petkoff, editor del periódico opositor "Tal Cual", comentó al respecto, que el sistema político venezolano es una "autocracia" que avanza hacia un "totalitarismo light", según "The New York Times".

"Ningún medio venezolano, ni RCTV, ni ninguno de sus trabajadores, ha sido acusado formalmente de golpista, ni mucho menos se le ha probado algo al respecto. No pueden andar acusando al voleo".

"Somos una empresa que viene operando por más de 76 años, una de las más antiguas del país. No puede ser que se nos avise a través de un anuncio televisivo, desde un cuartel militar, que tenemos que cesar actividades".


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
RCTV (cuyas instalaciones se ven en la foto) recibió el respaldo de la Iglesia, empresarios y organizaciones como Reporteros Sin Fronteras.
RCTV (cuyas instalaciones se ven en la foto) recibió el respaldo de la Iglesia, empresarios y organizaciones como Reporteros Sin Fronteras.
Foto:EL NACIONAL DE VENEZUELA/GDA


[+] Vea más fotos    >>
  • Servicios El Mercurio
  • Suscripciones:
    Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.

    InfoMercurio:
    Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.

    Club de Lectores:
    Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.

Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales