"Talento chileno": la voz de ciudadano de a pie

Jimena Villegas 

"Talento chileno", el programa que CHV -sí, otra vez CHV- puso al aire el lunes 27 de septiembre, debutó transformándose de inmediato en uno de los hitos de rating del año: cosechó en la partida 30,8 puntos de promedio, una sintonía digna de hace 10 años, cuando los chilenos no teníamos un ingreso per cápita de US$ 14.299 ni internet, y debíamos, por tanto, quedarnos con la pantalla chica como gran eje de entretención de bajo costo. El espacio -una licencia internacional realizada con esmero por el equipo que dirige Juan Pablo González- revela no sólo que el canal recién comprado por Turner Broadcasting System tiene (y ojalá no pierda) al mejor realizador de estelares del país. También habla del público, esa masa que -control remoto en mano- pone a prueba la pantalla día a día.

La gente está siempre disponible para cambiar el sofá por la cámara y verse a sí misma en TV. Cierto es que un ser humano poco aficionado al zapping podría estimar que "Talento..." es una ocasión envidiable para ejercer aquello de la vergüenza ajena: no es fácil ver a una señora que se acerca a la tercera edad mostrando sus aficiones reggaetoneras. Pero para la mayoría acostumbrada a la pantalla chica y sus peculiaridades, el programa muestra que los chilenos somos más desenfadados de lo que las elites creen: dentro de un medio como la TV, que da más espacio a los que considera aptos para aparecer porque son expertos o porque son guapos, "Talento..." es una oportunidad para el ciudadano de a pie. No será una estrella mediática aún, pero cree saber cantar o bailar y merecer la oportunidad de demostrarlo sobre el escenario; en este caso, uno bien iluminado y digno.

"Talento..." también muestra que la gente, entre elegir más de lo mismo ("Pelotón", uno de los portaaviones de TVN, que vive su quinto ciclo mostrando conflictos artificiales entre rostrillos) y algo nuevo, opta por lo segundo: el requisito es que eso nuevo esté bien hecho y sea atractivo. En este caso, además, la oferta prescinde de ese sello de destape que tan mal le hace a veces al canal privado.

La pregunta ahora es si CHV se engolosinará, como hace TVN con su reality show , extendiendo "Talento..." hasta el infinito y agotando la fórmula al encadenar temporada tras temporada para hacer cuadrar los números. Ojalá que no: una de las claves de la buena TV es que da espacio para diversidad de contenidos. En ese ejercicio, CHV está empezando a mostrar cintura: que no la pierda.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   El Tiempo
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Puzzle
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

Ver versión animada
  • Revistas
    El Mercurio
  • Revista del Domingo
    Así es Bali.
    PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales