Manuel Marfán, vicepresidente del B. Central:
"Como proyecto de inversión, la reconstrucción es altamente rentable"

El consejero del instituto emisor precisa que no dan recomendaciones de política fiscal, aunque entre sus supuestos se considere tácitamente un alza de impuestos tal como lo ha dicho Hacienda.  

Alejandro Sáez Rojas 

Esta semana, el Banco Central cumplió con su rito republicano de presentar ante el Senado su Informe de Política Monetaria (IPoM). Pero la cuenta pública tuvo un toque inevitablemente distinto. Es que el terremoto cruzó las proyecciones del instituto emisor. Manuel Marfán, vicepresidente de la entidad monetaria, confiesa en esta entrevista que esta vez la tarea fue más ardua para llegar a un escenario coherente y creíble.

-¿El terremoto les cambió muy fuertemente el escenario económico?

"Sí, incluso más: como todo el país, inmediatamente después del terremoto teníamos una perplejidad muy alta. No se sabe muy bien por dónde empezar a aquilatar estos cataclismos. Finalmente, poco a poco y con mucho esfuerzo, más que lo habitual, pudimos converger a un escenario que nos deja profesionalmente tranquilos. Al final de cuentas, si bien nuestro mandato legal es la estabilidad de la moneda y el buen funcionamiento del sistema de pagos internos y externos, creemos que hacemos un aporte en materia de generar escenarios que sean macroeconómicamente consistentes. Hay mucha gente que propone por qué no se venden todas las empresas públicas para financiar en dos meses toda la reconstrucción. Eso sería económicamente imposible y macroeconómicamente muy disruptivo".

-¿Un alza de impuestos fue considerada para la realización del IPoM?

"Un alza de impuestos está implícita en las cifras que tenemos. No pusimos una cifra de alza de impuesto con números, sino que lo que tenemos es algún input sobre impulso fiscal. Ese impulso fiscal tiene que ver con la diferencia de gastos e ingresos".

"Si nosotros suponemos que hay un cierto esfuerzo público para la reconstrucción, ¿cómo cuadramos ese esfuerzo? Hay una parte que es conocida, que son los US$ 700 millones de reasignación, y hay otra parte que es más o menos equivalente y que se supone que está en financiamiento en moneda extranjera, da lo mismo si es endeudamiento o uso de recursos del fondo del cobre, y otro de colocación de deuda interna. Lo que aparece finalmente es que hay un residuo, que es de aumento de ingresos del sector público para este año. En términos gruesos, el financiamiento del esfuerzo fiscal sería equilibrado. De las distintas fuentes, se recurre a ellas más o menos en forma paritaria".

-Entonces, en el ejercicio de cuadrar que hicieron, tácitamente lleva un aumento de los ingresos fiscales por la vía tributaria...

"Sí, pero no es aumento en el impuesto X, Y o Z, sino que estamos tomando lo enunciado por la autoridad".

-¿Qué problemas tendrían ustedes si la autoridad no cumple con lo enunciado?

"Tendríamos que cambiar nuestro escenario. En un Banco Central que tiene metas de inflación a dos años, nosotros necesitamos ser muy transparentes acerca de qué es lo que estamos pensando para tomar nuestras decisiones. Para nosotros, la política fiscal es un dato. Nosotros no hacemos recomendaciones de política fiscal. Dentro del cuadro que construimos, los datos que tomamos de la política fiscal es información pública. No tenemos acceso a información interna alguna".

-En la elaboración del IPoM, ¿pudieron ver cuáles son las principales trabas de la economía para reconstruirse?

"No hacemos mucho análisis sectorial, porque no es nuestro tema. (Aunque) en este caso, el grueso del esfuerzo de reconstrucción debería generar impacto sobre sectores no transables, siendo la construcción el más obvio. Y lo que hemos hecho es tratar de considerar dentro del escenario la capacidad de respuesta que habría para poder hacer frente a ese desafío. Estamos suponiendo que el esfuerzo de reconstrucción este año será del orden de un punto del producto interno bruto. Del cual, medio punto es inversión adicional y otro medio punto es reasignación de recursos desde otras iniciativas. Estamos hablando del público y del privado".

-¿Por qué se puede estar seguro de que se producirá este impulso?

"Porque el capital que se ha destruido es un capital que es muy rentable. Entonces, como proyecto de inversión, la reconstrucción es altamente rentable. Es probablemente más rentable que muchos de los proyectos que estaban en la línea para hacerse".

Hay mucha gente que se pregunta por qué no se venden todas las empresas públicas para financiar en dos meses toda la reconstrucción. Eso sería económicamente imposible y macroeconómicamente muy disruptivo".

Dentro del cuadro que construimos, los datos que tomamos de la política fiscal es información pública. No tenemos acceso a información interna alguna".

Como todo el país, inmediatamente después del terremoto teníamos una perplejidad muy alta. No se sabe muy bien por dónde empezar a aquilatar estos cataclismos".

Manuel Marfán Lewis. Economista de la Universidad de Chile y doctor en Economía en Yale. Fue ministro de Hacienda (1999-2000) y subsecretario de esa cartera (1994 y 1999). Está en el consejo del Banco Central desde diciembre 2003, por un período de 10 años.

 Andrés Velasco y Felipe Larraín: "Como macroeconomistas son distintos"

-¿Cómo ha sido este mes de coordinación con las autoridades de Gobierno?

"Muy bueno. Creo que eso no es raro, por varias razones. El mundo de los economistas es bastante chico y por lo tanto los cinco consejeros con distinto grado de cercanía somos muy amigos de Felipe Larraín, de Juan Andrés Fontaine, de Rodrigo Álvarez, de Rosanna Costa. Por lo tanto, hay allí una cercanía afectiva en primer lugar que obviamente facilita mucho las cosas. Segundo, Felipe es un macroeconomista de mucho prestigio, y él parte su conversación con nosotros señalando la importancia del respeto a la autonomía y lo distintivo y singular del Banco Central".

-¿A propósito de qué?

"También lo solía hacer Andrés Velasco. Ellos expresan su opinión en las reuniones de política monetaria, pero son siempre muy respetuosos al dar su opinión sin pretender ser invasivos. Pero la ley les da la posibilidad de pronunciarse. Entonces, diría que la coordinación es buena, es cordial y de parte de ellos todavía se está construyendo. Los procesos de instalación de los gobiernos duran meses. Yo no sé cuánto irá a durar en este caso. Yo tengo la experiencia de cuatro gobiernos y el que menos se demoró, lo hizo en seis meses. Siempre inicialmente hay algunos desórdenes. Uno tiende a compararlo con el gobierno que salió cuando el gobierno que salió ya estaba totalmente consolidado".

-¿Hay una diferencia de estilo entre Felipe Larraín y Andrés Velasco?

"Es muy temprano para decir. Como macroeconomistas ellos son distintos. Son personas que han hecho su prestigio trabajando temas que no son los mismos. Creo que eso se debería notar más en lo que es gestión de finanzas públicas y de las iniciativas del Gobierno que lo que es la relación con el Banco Central, porque lo más probable es que el proyecto país sea distinto".

"En algún momento de este año la inflación bordearía el 4%"

-En el registro anual ¿cuánto de los puntos porcentuales del alza de la proyección de inflación se pueden atribuir al terremoto?

"No sabría precisarlo, porque no hemos hecho un ejercicio sin terremoto. Pero estimamos que la inflación en algún momento de este año debería bordear el 4% en doce meses. Lo que es importante, en que este mismo ejercicio de escenario más probable pensamos que se va a estabilizar en un 3% anual a comienzos del próximo año, cuando pasen muchos de los efectos que hemos señalado y se debería mantener en torno a esa cifra, por todo el resto del horizonte habitual de políticas. No es que vamos a converger justo al 3% al final del horizonte, al 3% se llegaría en el escenario en que estamos previendo con más probabilidad bastante antes".

-¿Al acelerar el proceso de normalización de la tasa de interés no hay riesgo de abortar el proceso de reconstrucción, para financiar capital, inversiones, creditos de largo o mediano plazo?

"Convengamos en lo siguiente. La política monetaria va a seguir siendo extraordinariamente expansiva durante todo el período del horizonte de proyección. Estaríamos convergiendo a una tasa neutral probablemente más allá del horizonte de proyección. Va a ser expansiva a lo largo de todo el período. Ese es nuestro escenario más probable. No es un compromiso. Ahora, normalmente hay muchos elementos que pueden afectar la toma de decisiones de inversión. Es probablemente una de las variables más complejas para nosotros los economistas de analizar. Involucra rentabilidad, pero también las expectativas. Hay muchos elementos. Uno de los elementos que es importante es que la economía esté bajo control. Cuando la economía esté descontrolada, aunque esté creciendo mucho y las tasas sean bajas, las decisiones no se toman porque la incertidumbre puede ser demasiado grande".



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<b>Coordinación con Hacienda</b> El mundo de los economistas es bastante chico (...) Hay una cercanía afectiva en primer lugar, que obviamente facilita mucho las cosas.
Coordinación con Hacienda "El mundo de los economistas es bastante chico (...) Hay una cercanía afectiva en primer lugar, que obviamente facilita mucho las cosas".

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   El Tiempo
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Puzzle
   Imagen portada
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

Ver versión animada
  • Revistas
    El Mercurio
  • Revista del Domingo
    10 viajes para reactivar Chile.
    Alternativas  Académicas Ediciones Especiales