Tomó el control de la constructora en 1962, junto a Fernando Salinas y Mario Valdés:
A los 79 años murió Jorge Garcés Fernández, controlador del holding SalfaCorp

El ingeniero y empresario, que participó activamente en la compañía hasta 2007, falleció ayer en la tarde.  

Constanza Flores Leiva 

Gran emprendedor, deportista entusiasta y una persona muy humana y noble. Ésos son algunos de los atributos que destacan los cercanos de Jorge Garcés Fernández, patriarca de la familia controladora del holding inmobiliario y constructor SalfaCorp. El empresario falleció ayer por la tarde, producto de un cáncer.

Casado, con ocho hijos y 42 nietos, dedicó 48 años de su vida a su empresa. En la década de los cincuenta, este ingeniero civil llegó a trabajar a la compañía.

En los '60 los escasos dividendos que dejó la construcción del oleoducto entre Concón y Santiago dejó a los fundadores de Salfa-Ramón Salinas, los hermanos Fabres Pinto y Guillermo Avilés- con una firma cuyo único valor era la marca. Ése fue el único activo con que contó Jorge Garcés y sus socios Fernando Salinas y Mario Valdés, para levantar Salfa en 1962.

Su hijo Francisco Garcés Jordán, gerente general de SalfaCorp, asegura que ésa fue la peor crisis que ha atravesado la compañía. Agrega que la austeridad y la prudencia de su padre -compartida por los socios- permitieron que la constructora repuntara. En 2004, SalfaCorp se abrió a la bolsa y Jorge Garcés fue uno de los impulsores del negocio. Permitir el ingreso de nuevos actores a la propiedad de una empresa más bien familiar no fue visto como una amenaza por el empresario. Su carácter emprendedor le permitió ver allí una nueva oportunidad.

Quienes lo conocieron en su faceta profesional valoran especialmente su "buen ojo" para los negocios y su capacidad de anticipación. Era exigente y se cercioraba de que las cosas se hicieran bien. Pero eso no le impedía descuidar su principal preocupación: los trabajadores.

Ese interés por las personas, junto con su ética en el trabajo se conjugaron con su participación en la Cámara Chilena de la Construcción. Allí integró el consejo nacional y además se hizo cargo del comité habitacional del gremio, que ayudaba a los trabajadores a conseguir viviendas.

En la CChC conoció también a Alfredo Schmidt, su amigo y dueño de la constructora Precom, quien lo recuerda como un "gran deportista".

Aunque era hincha de la Universidad Católica, el equipo de fútbol de sus amores era el "Tigres", que forma parte de la Liga Quilín. Además de ser socio y presidir la escuadra, era uno de sus jugadores en la categoría diamante, para mayores de 60 años. Tanto le apasionaba el fútbol, que todos los sábados, hasta diciembre recién pasado, acudía sagradamente a jugar con sus hijos y nietos. "Él era el padre bondadoso, el que se preocupaba de todos. Era una persona especial. Si hubieran más como él, el mundo sería diferente", asegura Carlos Gutierrez, gerente de la liga.

Todos esos atributos y su profunda fe, lo ayudaron a enfrentar su enfermedad. "Era muy creyente. De hecho, cuando le dijeron que tenía esta enfermedad, él dijo: 'ok, que se haga la voluntad de Dios'. Nunca tuvo ningún miedo, ni susto. Al revés, se lo tomó con mucha tranquilidad", cuenta su hijo Francisco.

''Lo destacaría por su unión con su familia, su espíritu cristiano, y como un excelente ingeniero y empresario"

ALFREDO SCHMIDT.

 Francisco Garcés: "Siempre trabajó por su familia y para dar empleo"

El gerente general corporativo de SalfaCorp e hijo de Jorge Garcés Fernández, Francisco Garcés Jordán, habla de su padre y de sus enseñanzas.

Desde los 13 años comenzó a ayudar a su padre en la empresa que levantó durante la década del '60. "Me imagino que la compañía en sus primeros años requería mucha atención. Para mí era un señor que trabajaba mucho. Yo lo veía poco, pero siempre lo hacía por su familia y por la oportunidad de dar trabajos a mucha gente", comenta.

Sobre su labor en la compañía, Francisco reconoce que su padre "tenía una excelente relación humana con las personas, vivía siempre con la ética por delante y siempre exigía que las cosas estuvieran bien hechas", afirma.

"El papá tenía un muy buen sentido del negocio y muy buen ojo comercial. Era un gran emprendedor, generaba mucha confianza, conocía muy bien su negocio y era un gran administrador de obras de construcción y de contrato", agrega. Sobre la llegada a la bolsa de la empresa, Garcés Jordán comenta que su padre se mostró muy abierto. "Él fue muy partidario y defensor de esta idea. Se daba cuenta de que era una oportunidad de emprendimiento. Para él alguien que entrara a la compañía era un aporte".

Pese sus años, el gerente general de Salfa dice que siempre mantuvo diversos directorios como el de Red Salud de la Cámara Chilena de la Construcción y asistía ocasionalmente a las reuniones de Salfa. Aunque "los últimos años fue más bien una relación familiar que de trabajo, él prefirió eso. Se compró un campo y se dedicó a plantar naranjas", dice. Junto a sus hijos y 42 nietos, Jorge Garcés pasaba el tiempo regaloneando con ellos y cantando en karaokes familiares.

Desde la gerencia general, Francisco Garcés Jordán afirma que este es un cargo que constituye "una gran responsabilidad dentro de una tremenda compañía, algo que le atribuyo a él. Él era un hombre que sabía correr riesgos y asumirlos. Creo que heredé de él su aspecto ético, su orden y la capacidad de emprender".



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<b>Lado humano</b> Una de las principales preocupaciones de Jorge Garcés Fernández eran los trabajadores.
Lado humano Una de las principales preocupaciones de Jorge Garcés Fernández eran los trabajadores.
Foto:FERNANDO HERRERA

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   El Tiempo
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Puzzle
   Imagen portada
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
Versión Digital

Ver versión animada
  • Revistas
    El Mercurio
  • El Sábado
    Los jóvenes de Piñera.
    Alternativas  Académicas Ediciones Especiales